Connect with us

Hola, que estas buscando?

Resultan heridos conductor y copiloto.

Cárdenas

A toda velocidad salva su auto

Los hechos ocurrieron en la carretera federal Coatzacoalcos-Cárdenas. Destacamento de marinos los auxilia.

FÉLIX NOLASCO
GRUPO CANTÓN

CÁRDENAS, Tabasco.- El motor del auto Mazda color negro —placas de circulación YNU-990-a, del estado de Veracruz—se desplazaba silenciosos sobre la carretera federal Coatzacoalcos-Cárdenas. Los repastos se sucedían uno tras otro haciendo monótono el camino.

Al volante iba Miguel «C», concentrado en la carretera, y lo acompañaba como copiloto su hija, Alejandra «C», de apenas 18 años de edad.

Un punto en la lejanía lo hace voltear rápidamente a la derecha, conforme se acerca nota un auto móvil adelante, parado en plena carretera. Sus tripulantes están afuera y con las manos levantadas le marcan el alto  .

Mira a los hombres apuntar sus armas y escucha varias detonaciones seguidas. Escucha a su hija Alejandra gritar y como puede mantiene la vista al frente, sujetando el volante con fuerza mientras los rebasa. El acelerador está a tope.

El parabrisas presenta dos enormes agujeros, hechos por impacto de bala, muy cerca del lado del conductor. La adrenalina corre por su cuerpo mientras pregunta a su hija si está bien. Ale responde afirmativamente, aunque presenta unos rozones de bala.

MARINOS LOS PROTEGEN

El maese Ramón Bacín, miembro de la Secretaría de Marina, se rasca la cabeza ante el intenso calor de la tarde. Está al mando de un pelotón que resguarda la batería de Pemex, conocida como Otates Integral.

La rutina es sin más novedad que los pijules que husmean entre los pocos árboles que hay alrededor del ejido Blasillo Segunda Sección.

Una polvareda al principio de la brecha llama la atención del oficial. De entre el polvo no tarda en salir un auto a toda velocidad que rompe la parsimonia del día.

La unidad se detiene frente a ellos mientras el oficial observa los impactos de bala en la carrocería. El conductor y la joven apenas bajan solicitan ayuda. El maese Ramón Bacín nota que las dos personas están heridas y de inmediato solicita ayuda por radio. Miguel «C» cuenta la persecución que vivió sobre la carretera federal. Ver a los marinos armados le dio tranquilidad. Espontáneamente abrazó a su hija.

QUERÍAN ROBARLES EL MAZDA

Versiones extraoficiales señalan que en esa zona se han reportado robos de vehículo con violencia. Probablemente ya los venían siguiendo, aunque no contaban con la pericia del conductor. Don Miguel y su hija fueron atendidos en el hospital por las heridas de balas.

 

Te puede interesar

Advertisement