Conecta con nosotros

Seguridad

A río de migrantes, ganancia del narco

Grupos criminales que pugnan por la ruta de los indocumentados, han generado la muerte de 43 personas en poco más de un año.

Publicada

en

298 Visitas

La avalancha de centroamericanos que atraviesa el estado, no solo expone un drama humanitario, también el tráfico de indocumentados que mueve en promedio hasta 4 millones de dólares en Tabasco y a los que tres grupos delincuenciales intentan tener acceso, desatando una guerra que ha generado 43 muertes en poco más de un año.

El pasado 3 de mayo, 4 personas fueron ejecutadas por esta pugna en el municipio de Macuspana, trascienden que el grupo de delincuentes identificados como La Barredora, ha extendido operaciones hasta la zona sierra, ahora para controlar el tráfico de indocumentados.

Sin embargo, son tres las organizaciones de narcotraficantes que operan disputan la ruta del migrante en la entidad, aunque el primer eslabón puede ser un vecino de los migrantes, mayoritariamente centroamericanos, de ahí el grupo conocido como los hondureños.

Otro es la célula de ‘Angel’, delincuente que tiene base de operaciones en Reforma, Chiapas, pero que ha logrado filtrarse al territorio tabasqueño con el trasiego de enervantes y que el año pasado, alcanzó los municipios de Jonuta y Macuspana.

A este grave problema de violencia y tráfico, se suma La Barredora, grupo de reciente creación que ha extendido operaciones, eliminando a vendedores de cristal, cocaína y ladrones, pero llenando estos espacios con miembros de sus células.

MILLONARIA INDUSTRIA

Fuentes consultadas, estiman que anualmente el tráfico de indocumentados genera poco más de 4 millones de dólares, solo en Tabasco; un camión adaptado con capacidad de 100 migrantes, oscila en los 24 mil dólares, poco más de 500 mil pesos mexicanos.

El acceso a las ganancias generadas por la industria en el tráfico de personas, es la que ha generado en poco 43 muertes, entre traficantes y propios indocumentados que terminan por enrolarse con organizaciones criminales.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia