web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

A contrarreloj alistan plan de estudios virtual

Con temas sobre la pandemia y de acuerdo al sistema de organización completa o multigrado.

A contrarreloj y en tiempo récord, los maestros y todo el sector educativo tendrán que adaptar los contenidos para garantizar el aprendizaje de la comunidad escolar y para que haya un ciclo escolar realmente productivo.

Juan Jacinto Bautista, integrante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) sección 29, dijo que la adaptación de los contenidos será una labor titánica porque los libros de texto gratuito fueron escogidos entre febrero y marzo del 2020, antes de la emergencia sanitaria y ahora se requieren temas acordes a la pandemia.

Consideró que esas adaptaciones tendrán que hacerse de acuerdo al sistema de cada escuela ya sea de organización completa ó multigrado.

MODELO HÍBRIDO

Explicó que el modelo que se prevé se presente por parte de las autoridades federales es el híbrido, que es un modelo a distancia mientras dure la pandemia y el confinamiento y presencial cuando estén dadas las condiciones sanitarias.

“Lo híbrido será que cuando ya se pueda regresar a clases presenciales con semáforo verde el modelo pasará de ser de distancia a presencial, pero como no todos los niños y trabajadores podrán regresar entonces se podrá usar a criterio de cada escuela el mismo modelo y la escuela podrá impartir clases a distancia y presenciales o incluso mixtas”. Explicó que este modelo incluye, tecnologías educativas flexibles como radio, TV, internet, redes sociales basadas en una segunda etapa del programa “Aprende en Casa”.

Este modelo – dijo- está basado a distancia en un máximo 1 o 5 horas dependiendo el nivel educativo, desde preescolar hasta medio superior.

Asimismo propuso que los niños reciban su libro de texto oportunamente y para evitar ser discriminados por no tener acceso a las tecnologías, las escuelas deberán desarrollar un esquema para hacerles llegar cuadernillos o materiales que cierren la brecha tecnológica.

Señaló que la labor será complicada, debido a que el 33 por ciento de los estudiantes carecen de tecnología “algunos alumnos que viven en zonas con alta marginación , tienen señal de televisión , pero es tanta la pobreza que no tienen un aparato de televisión para llevar a cabo las clases”.