Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

6-5. contra Salgado Macedonio

●  Recurrirá ante tribunal

●  Cobardía de Silvano Aureoles

●  Militares a ciencia y tecnología

Seis votos contra cinco decidieron anoche sostener la negativa a que Félix Salgado Macedonio pueda ser candidato a gobernar Michoacán. En intervenciones en primera ronda, los posicionamientos fueron así: a favor de devolver candidaturas, los consejeros Espadas, Faz, De la Cruz, Favela y Ruiz Saldaña; en contra, Córdova, Murayama, Humphrey, Ravel, Rivera y Zavala.

Cualquier resolución del Instituto Nacional Electoral (INE) puede ser recurrida ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), camino jurídico que el senador guerrerense con licencia ya había advertido, horas antes de la sesión en el INE, que recorrerá.

La sesión del consejo general electoral, realizada por la vía virtual, como ha sucedido en otras ocasiones en el contexto de la pandemia, tuvo como antecedente la movilización de Salgado Macedonio y ciudadanos guerrerenses a las afueras del edificio central del INE, acompañada por diputados federales y dirigentes partidistas como Mario Delgado. En el curso del propio martes se tomó incluso la decisión de pagar en una ventanilla del INE una suma cercana a los veinte mil pesos, para mostrar que se cumplía con el monto del gasto de precampaña estimado por el citado Instituto.

Por lo pronto, el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello y su grupo más cercano, en el que destaca Ciro Murayama, habrían logrado una victoria apretada, con números (6-5) que dan cuenta de un estrechamiento aritmético, que es político. Para Córdova resultaba inadmisible devolver la candidatura a los morenistas, en concreto al autodenominado “toro sin cerca”, pues habría perdido toda autoridad política.

Pero ahora vendría el segundo turno del tribunal electoral, cuyo presidente, José Luis Vargas, se ha comportado en este caso como un explícito seguidor de la línea morenista y presidencial. Morena insistirá en que el INE no cumplió la sentencia previa del TEPJF y que debe optarse por sanciones menores, proporcionales a las infracciones reportadas. El forcejeo político entre Palacio Nacional y el INE, o el grupo del INE que encabeza Córdova, todavía tendrá episodios fuertes, inmediatos y mediatos.

Difícil resultaba en estas horas del martes, concentradas en el tema del INE y particularmente en Félix Salgado Macedonio, que un gobernador u otro personaje político de segundo nivel ganara presencia mediática nacional. Pero Silvano Aureoles Conejo lo consiguió durante una visita a la población de Aguililla, históricamente demandante de ayuda gubernamental para resolver sus graves problemas, el principal el causado por los cárteles del crimen organizado.

El peñista-perredista Aureoles protagonizó un episodio de cobardía e irresponsabilidad al bajar de un vehículo militar, protegido por policías, guardaespaldas y personal castrense, con armas largas colgantes, para enfrentar y empujar a un profesor que junto con un pequeño mantenían cartulinas con demandas justas: “Quiero vivir libre en mi pueblo de Aguililla, Michoacán”, “Señor Góber, viaja por tierra para que veas la realidad en que vivimos”, “Señor gobernador deja la corrupción. Restablece el orden en nuestro pueblo. Queremos carretera libre” y “Soy niño, ya no más violencia en Aguililla Michoacán”.

Más tarde, Aureoles quiso justificarse de su provocadora arremetida contra un profesor, miembro de la sección sindical 18, perteneciente a la CNTE. Dijo el gobernador que se encontró con “una manifestación de halconeros que insultaban y agredían a la Guardia Nacional, al Ejército, a la Marina y a un servidor y yo decidí encarar a uno de los provocadores”. Lo bueno es que en pocos meses ya se va Silvano. Lo malo es que los michoacanos han tenido que soportarlo desde el 1 de octubre de 2015 como “gobernador”.

Y, mientras los diputados han aprobado la incorporación de representantes de militares (Sedena y Semar) en el Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación, ¡hasta mañana!

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Advertisement