Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

5 claves para cuidar tu salud visual

El trabajo desde casa, ha ocasionado que aumenten los problemas con nuestros ojos por pasar horas frente a la pantalla.

La cuarentena impuesta por la pande­mia llevó a las empresas a readecuar sus formas de trabajo. Se impulsó el home office y apareció, por consiguiente, la duda sobre la relación entre teletrabajo y salud visual. ¿Cómo nos afecta la vis­ta el hecho de permanecer frente a una pantalla tanto tiempo?

Si bien es cierto que el trabajo a dis­tancia tiene grandes ventajas, no pode­mos olvidar que implica un uso intensivo de dispositivos electrónicos, y existen algunos inconvenientes para la salud en ello. Los ojos pueden ser los más afec­tados por la larga exposición a las pan­tallas.

Más allá de las condiciones particu­lares de la cuarentena, debemos enten­der que el teletrabajo y la salud visual están conectados y lo seguirán estan­do. Cada vez son más las empresas que optan por esta modalidad y aumenta el número de trabajadores realizando ho­me office. Proteger los ojos, en definiti­va, es el cuidado de una de nuestras he­rramientas de trabajo.

 

PARPADEAR

Frente a las pantallas, nuestros ojos tienden a realizar menos parpadeos. Se calcula que en condiciones normales, una persona parpadea 25 veces por minuto. Sin embargo, la exposición a las pantallas reduce ese número, lo que provoca el riesgo del síndrome del ojo seco.

 

POSTURA CORRECTA

El teletrabajo afecta la salud visual, pero también la postura y resulta que ambas tienen relación. La posición del ordenador, la tableta o el mismo móvil afectan a los globos oculares y no solo a la columna vertebral, la postura adecuada es lograr ángulos rectos en las articulaciones involucradas.

 

DESCANSA

Los oftalmólogos recomiendan tener descansos programados para cuidar la salud visual. La propuesta es generar recesos en el trabajo con pantallas cada 20 minutos, para en ese momento mirar por fuera del dispositivo unos 20 segundos a una distancia de 6 metros.

 

MANTÉN TU DISTANCIA

También cuenta la distancia a la pantalla. Cuando nos encontramos muy cerca del dispositivo estamos pidiéndole a los globos oculares que hagan un esfuerzo extra. Este esfuerzo sucede para acomodar la imagen que interpretará el cerebro.

 

REGULA LOS REFLEJOS

No solo la luz de las pantallas afecta de manera directa, así como la radiación de luz azul de los dispositivos, sino que también los reflejos son un problema de salud visual. Cuando nuestro ordenador está cerca de una ventana, el ángulo provoca que la luz se refleje en la pantalla.