web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Los felinos prefieren interactuar con los humanos bajo sus propios términos.

4 mitos sobre los felinos

Es uno de los animales más buscados como compañía para el ser humano.

El gato, la mascota favorita de muchas personas, celebró el pasado sábado su Día Internacional, una de las tres jornadas que dedica anualmente el calendario a este animal, cuya compañía es muy beneficiosa para la salud humana.

El 20 de febrero, el 8 de agosto y el 29 de octubre son los tres Días Internacionales del Gato, una conmemoración triple para un animal que está presente en unos 104 millones de hogares tan solo en Europa, continente que tiene preferencia por los felinos.

La mayoría de los propietarios de estas mascotas señalan que los gatos impactan positivamente en su vida, que les generan emociones de bienestar y que resultan ser un apoyo emocional en momentos difíciles.

La celebración del 8 de agosto, la determinó el Fondo Internacional Para El Bienestar Animal. Los gatos han vivido rodeados de muchos mitos, más que cualquier otra mascota, descubre cuales son las creencias más populares y si son o no ciertas.

 

LOS NEGROS SON DE MALA SUERTE

Falso. Seguro has escuchado este mito, pues es uno de los más famosos que circula alrededor de los felinos. Se cree que quienes se consideraban brujas en la antigüedad, los usaban como animales de compañía.

 

SIEMPRE CAEN DE PIE

Falso. Esto depende de que tan desarrollado tiene el reflejo de enderezamiento, por eso al momento de caer realizan un movimiento giratorio con el cuerpo y algunos pueden caer de pie.

 

TIENEN 7 VIDAS

Falso. Esta creencia se relaciona con el mito anterior, el cuerpo de los gatos posee mucha agilidad y los hace criaturas muy rápidas en comparación con otros animales de su tamaño, por lo que pareciera que sobreviven a cualquier situación.

 

¿SU EQUILIBRIO ESTÁ EN SUS BIGOTES?

Falso. Otro mito más, en realidad usan el oído interno para mantener el equilibrio y los bigotes como sensores para calcular la distancia y el espacio al que desean desplazarse o brincar.