Conecta con nosotros
166 vistas -

Vivir Bien

4 formas de deshacerte del estrés

Agosto es el mes de la relajación y en medio de una pandemia, no podría llegar en mejor momento. Te dejamos algunas formas para deshacerte del estrés.

Publicada

en

29 Visitas

Agosto es el mes de la relajación y después de un año y medio en medio de una pandemia, no podría haber llegado en mejor momento. Así que aprovecha estos días de verano para darte un respiro y por qué no, escápate de la estresante rutina.

Existen muchas formas en las que podemos relajarnos, la más común es irnos de vacaciones a un tranquilo lugar en medio de la naturaleza, o quizá en la selva.

Las técnicas de relajación son una gran manera de ayudar a controlar el estrés. La relajación no se trata solo de tranquilidad o de disfrutar de un pasatiempo. Es un proceso que disminuye los efectos del estrés en tu mente y cuerpo. Las técnicas de relajación pueden ayudarle a lidiar con el estrés cotidiano y con el estrés relacionado con diversos problemas de salud, como las enfermedades cardíacas y el dolor.

Ya sea que tu estrés esté fuera de control o que ya lo hayas controlado, puedes beneficiarte aprendiendo técnicas de relajación. Aprender técnicas básicas de relajación es fácil.

Pero si relajarte te urge, aquí te contamos sobre algunas opciones y cómo puedes aprovechar el mes de la relajación para ponerlas en práctica.

RELAJACIÓN POR OBSERVACIÓN Esta técnica se debe practicar en un paraje natural. Para empezar, debes concentrar tu atención en un elemento del paisaje como las nubes, una flor, un árbol, mientras respiras profundamente comienza a observar el objeto que elegiste.

RELAJACIÓN AUTÓGENA Esta proviene de nuestro interior y aquí utilizarás tu conciencia corporal para reducir el estrés. Imagínate en un lugar tranquilo lejos de los sonidos estresantes de tu entorno habitual. Sólo escuchas los sonidos de la naturaleza.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA En esta técnica lo que se hace es tensar lentamente los músculos para después relajarlos. Se puede comenzar desde los dedos de los pies e ir subiendo hasta llegar al cuello y la cabeza. Puedes tensar tus músculos por 10 segundos y luego soltarlos.

MEDITACIÓN Puedes practicarla sentado, acostado o incluso durante una larga caminata en un lugar alejado de la ciudad. Inicia concentrando tu atención en tu respiración. Inhala y exhala profundamente y poco a poco lograrás poner tu mente en blanco.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia