ASTILLERO

Atemperar y corregir a bancos


Julio Hernández López

● Segundo “estremecimiento”
● Ineficacia y despotismo
● “Nacionales” y extranjeros
 
De poco habrá servido el enorme peso electoral del pasado primero de julio, si no es capaz de sostener e impulsar medidas de justicia operativa, meramente correctivas, relativas y proporcionalmente menores, pero social y éticamente necesarias, como las propuestas ayer en el Congreso, bajo control de Morena, que de inmediato suscitaron el segundo estremecimiento de capitales y de grupos capitalistas del sexenio que aún no inicia (el primero se produjo con el tema del aeropuerto a construir en Texcoco)./
 
La Bolsa Mexicana de Valores “se hundió”, al igual que las acciones de las firmas bancarias, luego que el coordinador de la bancada del partido mayoritario en el Senado, virtual jefe político de esta cámara, Ricardo Monreal, anunciara la presentación de una iniciativa de reformas legales que prohibiría prácticas abusivas de ese sistema bancario./
 
No se trata de medidas revolucionarias, socialistas o expropiatorias. Simplemente se busca que el mal funcionamiento de ese sistema bancario deje de ser cobrado, mediante diversas e implacables comisiones y argucias, al propio cliente que, además, recibe de manera institucionalizada un trato ineficaz y despótico en casos críticos o problemáticos. En un sentido netamente pragmático, las propuestas contribuyen al saneamiento de un entramado bancario insano, fundado en el abuso impune, más que en el buen servicio y los márgenes razonables de ganancia./
 
Sin embargo, estas medidas de reordenamiento de mercado provocan reacciones magnificadas. El amago financiero y cambiario es un resorte presto a saltar ante cada movimiento obradorista que ponga nerviosos a los dueños de los tableros del dinero. A poco más de tres semanas de la toma de posesión del político tabasqueño se multiplican los “temores” de las élites./
 
En realidad, el paraíso bancario domiciliado en México debe bastantes compensaciones. Salvado por Ernesto Zedillo Ponce de León mediante las maniobras conocidas como Fobaproa (la transferencia de las pérdidas privadas de los bancos quebrados -con banqueros siempre boyantes- a las finanzas públicas), ese sistema bancario es ahora dominado por firmas transnacionales que en algunos casos, como el de BBVA Bancomer, reportan a su matriz extranjera más ganancias que la operación en otros países, incluyendo la sede./
 
La senadora chihuahuense Bertha Alicia Caraveo, morenista que presentó la propuesta para eliminar o atenuar cierto tipo de cobros, aseguró que la banca mexicana ocupa el tercer lugar en Latinoamérica en cuanto a la obtención de ganancias por el cobro de comisiones a sus clientes. El coordinador Monreal, con un discurso que pretendió ser conciliador, afirmó que Morena va por la aprobación de esas reformas, aunque se escuchará a los banqueros./
 
Pero no es cuestión de nacionalismo simplista. La banca “nacional” también es dominada por grupos que históricamente se han servido de relaciones políticas para hacer “negocios” lesivos al interés popular.
 
La acumulación de capitales para fundar esos bancos “mexicanos” provino, en varios casos más que explícitos, del aprovechamiento de cargos públicos y relaciones políticas para amasar fortunas luego “invertidas” en el siguiente escalón de blanqueo. Un político pobre será un expolítico sin posterior banco, podrían ser las enseñanzas de un profesor mexiquense afamado por el amasamiento de fortuna, al igual que un emblemático regiomontano también amasador, ambos ya difuntos, pero vigentes y prósperos los negocios heredados./
 
Morena y López Obrador deben sostener las reformas anunciadas, a pesar de las presiones y las “caídas”.
 
No sería positivo recurrir a malabarismos terapéuticos al estilo del Pacto de la Alcachofa (por el nombre del restaurante donde comieron con AMLO los representantes de los contratistas de Texcoco, y llegaron a acuerdos satisfactorios para ambas partes). De poco habrá servido el extraordinario caudal de votos a favor de Morena si no es justamente para corregir y atemperar sistemas como el bancario.-
 
La cámara de diputados fue impactada ayer por el asesinato, en Ciudad Mendoza, Veracruz, de Valeria Cruz Medel, estudiante de contaduría de la Universidad Veracruzana e hija de una diputada de Morena, la médica Carmen Medel, quien fue informada de los hechos durante la sesión legislativa, que hubo de entrar en receso ante el drama./
 
La ejecución de la estudiante, realizada en un gimnasio de la citada Ciudad Mendoza, forma parte del conjunto violento que el Gobernador saliente, Miguel Ángel Yunes Linares, se empeña en negar, al extremo de declarar avances y saldos positivos en la lucha contra el conjunto de complicidades diversas al que se denomina “crimen organizado”.
 
Días atrás, en Orizaba, seis policías municipales asesinaron a dos hermanos a la puerta de su casa familiar.
 
En toda la región se multiplican los hechos violentos sin que haya autoridad a la cual acudir, pues en la gran mayoría de los casos los propios agentes policíacos y los funcionarios públicos están involucrados en el mismo esquema criminal./
 
A pesar del horror que se vive desde que él detonó la llamada “guerra contra el narcotráfico”, Felipe Calderón Hinojosa anunció ayer que junto con su esposa, Margarita Zavala, intentarán la creación de un nuevo partido político, para “luchar por la transformación del país” que durante su sexenio funerario no logró el propio Felipe. La continuidad de ese calderonismo tampoco prendió a través de la cónyuge, que batalló para conseguir firmas de apoyo a una candidatura presidencial sin partido, y que cometió irregularidades varias en ese esfuerzo al que luego hubo de renunciar, ante la inviabilidad electoral evidente./
 
Y mientras migrantes centroamericanos han solicitado a la oficina de las Naciones Unidas que les proporcionen autobuses para llegar a la frontera con Estados Unidos, ¡hasta el próximo lunes, con las reacciones a la iniciativa de regulación del consumo de mariguana para fines medicinales, lúdicos y comerciales, presentada por la senadora Olga Sánchez Cordero, futura secretaria de Gobernación!