AHÍ VIENE LA BIGORRA

Jorge Salinas, Napoleón y más


Raquel Bigorra

Fuimos a Aguascalientes con A oscuras me da risa, y estuvo muy sabroso pues fue la última función en gira de este año de Jorge Salinas. Y estuvo más simpático de lo normal. Contento, agradecido. Me contó justo anoche que fuimos a cenar, que está feliz con el elenco que le tocó en la nueva historia que va a estelarizar para Grupo Imagen. Me dice que Lorena Herrera, interpreta a su esposa y que es un lujo trabajar con ella. Muy relajada y buena compañera. Y así la mayoría de la gente se expresa de ella. Se sumó a la plática Lourdes Murguía, quien anda de gira en tres obras de teatro diferentes, y nos dijo: “Disciplina, ese es el secreto de esta carrera”. Y agrego que Lorena es muy disciplinada.
 
Napo, no para de trabajar.
 
Jorge en Aguascalientes me dijo que vendría a ver la función Napoleón y familia. Yo me emocioné muchísimo pues vivimos algo muy padre una Navidad, hace algunos ayeres. Nos encontramos en camerinos y nos abrazamos con mucho cariño. Hasta le aventé un pasillo de mambo y cumbia como lo hicimos en un Cantando y bailando por un sueño, un fin de año. Su esposa lindísima, me contó que lleva casada con el cantautor 37 años y procrearon 4 hijos: “Andaba de gira mi marido en la cumbre de su carrera y no más llegaba a casa y me volvía a embarazar”, me confesó.
 
Napo, no para de trabajar. Vive en Aguascalientes y se la pasa con presentaciones en toda la República. Hoy estará con su show en Tlaxcala. Ya le pedí que me dé una fecha para que venga a ConTacto. Me prometió que sí viene, así que ya les estaré compartiendo en este mismo espacio la fecha, para que le sigan la pista.
 
Karenka llegó con sabrosura
 
Por lo pronto, anoche tuvimos a Laura Zapata cantando en vivo Cielo rojo. Que voz e interpretación. Al galán Mauricio Islas, quien está triunfando en su obra Dos más dos, lo metí en aprietos a la hora de bailar salsa. Karenka llegó con tremenda sabrosura y nos cantó su sencillo a ritmo de promoción.
 
¡A gozar que el mundo se va a acabar! Seguimos guaracheando, compartiendo y disfrutando cada jornada laboral. Si no, ¿Qué chiste? Además me fui a la Rivera Maya con mis amigos de zumba. Aquí les comparto que soy oficialmente embajadora de zumba para México y vengo con muchas sorpresas. Próximamente hasta una colaboración musical me voy a aventar.