Teclazos Deportivos

Gallardo, La Sensación de Monterrey


Erick Ruiz

Que la afición de tu equipo reconozca tu esfuerzo es algo bueno; pero que tu técnico te llene de elogios, es lo máximo para cualquier jugador.

El tabasqueño Jesús Gallardo, “Rayardo” como ya lo llama la afición de La Pandilla, acertó el penalti decisivo para que el Monterrey venciera a los Tuzos del Pachuca y asegurara su pase a la final de la Copa MX. De inmediato, en las redes sociales llovieron las palabras de aliento para el jugador con el dorsal 17.

“¡Grande Rayardo!, RallarDios, Crackyllardo”, fueron algunas de las apodos con los que los aficionados bautizaron al nuevo ídolo del Monterrey. Otros más le reconocieron las ganas que riega en la cancha, y su humildad dentro y fuera de ella.

“Eres el alma y el revulsivo de este gran equipo felicidades Gallardo!!! Sigue así porque te estás ganando un lugar muy especial en el corazón de esta gran afición”;  “Ya eres ídolo Rallardo !!! Felicitaciones, eres grande, sigue así de sencillo nunca cambies”; “Fuerte y como no vamos a gritar, si el tabasqueño metió el penal del pase, se merece 10 kilos de pozol”, se pudo leer en twitter.


Pero lo mejor vino después del partido. En la conferencia de prensa, el hijo predilecto de Cárdenas fue elogiado por su técnico Diego Alonso, quien aseguró: “"(Gallardo) para nosotros es el jugador sensación, es uno de los jugadores más queridos, ha caído de maravillas, su premio es haber anotado el quinto gol. Más allá de que haya errado una oportunidad, se lo merecía".

Desde que llegó a la Pandilla después de jugar el Mundial de Rusia 2018, Gallardo poco a poco ha convencido al técnico Alonso para ganarse la titularidad, sobre todo por su plurifuncionalidad. Ha sido utilizado como extremo izquierdo, como lateral, como interior y hasta como enganche, por su talento y también por necesidad. De 19 partidos oficiales, entre Liga y Copa, ha sido titular en 14. Su primer gol con los Rayados en la Liga fue ante los Xolos y repitió ante el Toluca en el estadio Monterrey. En la Copa le hizo un tanto al Zacatepec y ahora ante el Pachuca puso el pase para un gol de Rogelio Funes Mori y marcó el penal del triunfo.

¿Es el momento de la confirmación para Gallardo? Más allá, ojalá que el tabasqueño se mantenga sano y lejos de las lesiones, pero sobre todo que se mantenga humilde, sencillo y siga trabajando para concretar el anhelado pase al fútbol europeo.

¡Venga Rayardo, a darlo todo!