Teclazos Deportivos

Vueltas que da el beisbol


Erick Ruiz

› Seguramente en ningún otro deporte la labor del entrenador tiene mayores efectos que la del mánager en el beisbol. Ésto, porque es un deporte tan complejo y en el que se toman tantas decisiones cruciales "en caliente".

Dave Roberts ha hecho un trabajo sobresaliente con los Dodgers de Los Ángeles, al llegar a una Serie de Campeonato en 2016 y a la Serie Mundial en 2017, con todo y récord de juegos ganados. Sin embargo, el piloto de 46 años de edad nacido en Japón quedó marcado por una serie de decisiones que resultaron malas o al menos cuestionables, y terminaron con la derrota ante los Astros de Houston. Sin embargo, los dueños de Los Dodgers sí creyeron en su trabajo y en su tercera campaña al frente del equipo lo tiene en segunda Serie Mundial consecutiva. Ahora, por cosas del destino, y del beisbol, quien abrió el camino para acabar con una de las maldiciones más populares en este deporte es ahora uno de los pilares para tratar de acabar con otra.

Los Ángeles suman 30 años sin ganar un título de las Grandes Ligas, cuando vencieron a los Atléticos de Oakland en cinco partidos en la Serie Mundial de 1988. Por su lado, los Medias Rojas rompieron la famosa "maldición del Bambino en 2004 cuando barrieron en cuatro partidos a los Cardenales de San Luis.

Esa Serie Mundial del 2004 quedó marcada cuando, con Medias Rojas abajo 4-3 en la novena del Juego 4 en Fenway Park, se registró una crucial jugada en la que el ahora mánager de Dodgers fue el protagonista. Kevin Millar recibió base por bolas y Dave Roberts entró como corredor emergente. En el primer lanzamiento de Mariano Rivera a Bill Mueller, Roberts se robó la segunda y Mueller conectó un sencillo por el jardín central, suficiente para que Roberts empatara el partido y forzara los extrainnings. Boston terminó por ganar el partido 6-4 en 12 entradas, gracias a un homerun de David Ortiz.