Dentro y Fuera del Cuadrilátero

El réferi que se quedó…¡Sin pantalón!


Cándido Hernández

La lucha libre mexicana es rica en cientos de hechos, anécdotas, surgidas a lo largo de 110 años, cuando menos-- de práctica en nuestro país.

A escasos dos meses de la integración de la empresa de Salvador Lutteroth, en 1933, el rufián Ray “Tigre” Ryan, se hizo acreedor a una de las primeras ¿O fue la primera? DESCALIFICACION, ya que era un verdadero troglodita en toda la extensión de la palabra.

Pero una de las actuaciones que pintó de cuerpo entero al norteamericano fue el de aquella noche, década de los años 30, cuando enfrentó al que posteriormente sería llamado, por méritos propios, uno de los grandes maestros de la lucha libre mexicana: RAÚL TORRES

“El Tigre” se había anotado la primera caída con su creación, “El Cangrejo”, que hizo pedir paz a Torres.

En el lapso intermedio Ryan es atrapado con una estaca india, sufriendo doloroso castigo y cuando el réferi Chucho Lomelí, se acercaba para checar la acción, Ray lo sujetaba desesperadamente de los pantalones, y cada vez que Raúl apretaba la llave, Ryan jalaba más fuerte el pantalón del réferi hasta dejarlo hecho tiras, ¡Mostrando la ropa interior!.

Claro que las burlas de los aficionados inundaron la Arena Nacional y obligaron a Lomelí ir en busca otros pantalones que no eran de su medida, le quedaban demasiado grandes, y al regresar al entarimado, hizo el conteo para que Torres ganara la caída, y lo chusco era que Lomelí con una mano levantaba el brazo victorioso de Raúl y con la otra, ¡Se sostenía el pantalón que amenazaba con caerse a la lona!.