CÚPULA DE CÚPULAS

Wilver debe renunciar


Víctor Ortiz

EL TITULAR DE LA SDET ES EL "NEGRITO EN EL ARROZ" DE LA TRANSICIÓN, QUE YA TENÍA COMO TEMA COMPLICADO LO FINANCIERO.
 
El titular de la SDET, Wilver Méndez Magaña, deberá de separarse del cargo no sólo por ética, sino porque ya se convirtió en un lastre para la recién iniciada transición gubernamental.
 
La sombra de corrupción en la compra de los terrenos para la Zona Económica Especial en Paraíso, no sólo le generó ruido adicional al Gobierno nuñista en pleno cierre, sino que es ya una pesada carga en la entrega-recepción.
 
La administración actual tendrá que transitar con la de por sí complicada agenda de las finanzas gubernamentales, y ahora con Wilver Méndez y la “embarra da de corrupción” en la compra de los terrenos de por medio.
 
¿Para qué sostener a Wilver? Ayer, soberbio, dijo que no se va. Que se queda, pero ¿para qué?
 
No sólo por lo de los terrenos debe irse: Wilver Méndez condenó al fracaso a la Zona Económica en la entidad, hoy imagínese cancelada y metida en una investigación por sobreprecios en la compra de predios bajos, seguramente inundables.
 
Y por si faltara, no ha podido con lo económico: No hay resultado alguno importante en un año desde su nombramiento. Empresarios de Tabasco, alejados ya de Méndez Magaña, lamentaban ayer los aparentes negocios turbios. Sin confianza y sin resultados en lo económico, hoy sabemos que no fue el relevo que se necesitaba en la SDET en Tabasco, que sigue como primer lugar en desempleo.
 
Por cierto, como titular de la SDET sepultó grandes proyectos como el Nuevo Centro de Convenciones (no hubo un solo intento serio para buscar inversionistas, lo cual fue evidente), se olvidó del desarrollo económico y se dedicó a comprar terrenos. Suficientes razones como para renunciar y quitar un peso a la transición. ***La contralora del estado, Lucina Tamayo Barrios, informó que ya inició la investigación al respecto.