VECTOR X

Sin castigo ladrones de cuello blanco


Luis Antonio Vidal

CUCO ROVIROSA SE PASÓ POR DONDE NO LE DA EL SOL LA REPROBACIÓN DE SU CUENTA PÚBLICA.
 
Con los ímpetus desbocados de cualquier primerizo, motivados por la animosa arrechura de la transformación, justicieros de discurso, los presidentes municipales soltaron los primeros petardos de inconformidad contra sus antecesores.
 
No se midieron y despepitaron los atracos: inmensa lista de aviadores, dinero faltante, adeudos con CFE y proveedores, millonarios laudos pendientes, pasivos por todas partes, vehículos destartalados, nómina en crisis, en fin, un robo en despoblado al erario municipal y al patrimonio de los ayuntamientos.
 
Valientes, voz en cuello, los alcaldes compartieron la desgracia de sus finanzas. “Encontramos –resumieron- un desastre”. Un verdadero batidillo.
 
No es, por supuesto, algo inusual. Son las mismas acusaciones de cada tres y seis años.
 
Cuco Rovirosa, por ejemplo, se pasó por donde no le da el sol la reprobación de su cuenta pública cuando fue presidente municipal por primera vez. Se la pellizcaron carnal, dicen en el barrio. Así, historias de impunidad se escriben trienio tras trienio.
 
Los ciudadanos son testigos de los grandes negocios de los alcaldes, de las grandes fortunas con cargo al erario, pero nada sucede.
 
Los ladrones de cuello blanco se pitorrean del Órgano Superior de Fiscalización, de las Comisiones Inspectoras de Hacienda, de la reprobación de las cuentas públicas, de los diputados, de las contralorías, del sistema anticorrupción, de la fiscalía, de todos.
 
También se mofan de sus sucesores quienes, deslenguados, prometieron meterlos al bote por pillos y terminan por exhibirlos como tapaderas o incompetentes. Triste historia.
 
LA MORRALLA
Granieristas se disponen a tomar el control del ISSET en 2019. *** Un notario público se anota para rector de la UJAT. *** Encerrona de dos días tendrán, a partir de hoy, diputados locales y presidentes municipales en un hotel cercano a Cangrejópolis. Recibirán capacitación de liderazgo y cómo portarse en tiempos de reconciliación.
 
*** Hasta el domingo.