DE FRENTE Y DE PERFIL

En salud, transición difícil


Ramón Zurita Sahagún

Uno de los sectores en que la transición se torna difícil es el referente al sector Salud, donde no existe la química entre el actual titular José Ramón Narro Robles y el que habría de sustituirlo, Jorge Alcocer Varela.

De estilos diferentes: Narro, simpático, abierto, carismático, académico-político y Alcocer huraño, hosco, serio, investigador del Instituto de Nutrición Salvador Zubirán, se han reunido en ocasiones varias, para intercambiar la información sobre la situación en ese sector.

El futuro secretario se acompaña de Asa Cristina Laurell y Pedro Flores, recibe toda la información concerniente a uno de los rubros en los que más dudas surgen por los rumores existentes en torno al manejo de las adquisiciones en ese sector y donde se pretende establecer una disciplina rígida en lo tocante a las compras consolidadas de medicamentos, el empleo de los mismos y reducir la duplicidad en algunos rubros.

Con su estilo abierto, el actual titular le imprime un poco de humor a sus explicaciones, recibiendo la frialdad y seriedad de su sucesor, que no mueve un solo músculo de su rostro.

Las coincidencias entre ambos médicos, son que la salud no debe privatizarse y que el Seguro Popular no ha funcionado.

Durante la actual administración se consiguieron avances epidemiológicos y se dio impulso a la infraestructura hospitalaria y de atención a servicios de salud

En el sexenio que se avecina, Alcocer Varela pretende ampliar la capacidad real de atención, fortalecer los servicios de primer contacto e iniciar el cambio legal de los trabajadores.

Por lo pronto, la información fluye y se espera que como cabeza de sector, la secretaría de Salud le imprima la dinámica que se requiere realizando los cambios necesarios, ahora que el ISSSTE tendrá que atender a legisladores y funcionarios de primer nivel que antes recurrían a los servicios hospitalarios privados.