AHÍ VIENE LA BIGORRA

Pachangón de La Diosa


Raquel Bigorra

Con motivo de su cumpleaños, Margarita, La Diosa de la Cumbia, tiró la casa por la ventana. Mi amiga tenía ganas de una decoración vintage y así fue como dispuso el arreglo de las mesas y de la mesa de dulces.

Va a tocar mi grupo sin mí”, me dijo. Pero la Diosa no pudo resistirse. Cuando oyó a la orquesta sonando, luego luego se trepó al escenario y nos regaló varias cumbias. Arianna le dedicó un par de canciones, Maribel Guardia también cuando llegó el mariachi. Lo mismo que Lisset y su talentoso novio, Jorge Gallegos. Por cierto, el galán protagoniza El beso de la mujer araña. Con decirles que ya mi marido y el de Maribel, Marcos, se estaban animando a cantar y cuando lo escucharon, metieron la cara en la servilleta. Que vozarrón, con todo y falsetes en La malagueña, se aventó.

Lisset toda enamorada no dejaba de grabarlo y él no paró de hacerle ojitos. Me encanta que están en pleno romance.

 

Margarita bailó toda la noche

Margarita estaba radiante. Muy contenta también cuando le cantó Arleth Pacheco un par de canciones. Y Margarita cantó junto a sus hijos y le pidió a su hijo Jonathan que le dedicara la de “Yo no sé mañana”. Su hijo canta hermoso. Después invitó a su hija y los tres cantaron boleros y canciones de amor. No crea que Margarita es pura cumbia. Le imprime un sentimiento a las canciones románticas, que hasta nos sacó la lágrima.

La comida estuvo deliciosa. La carne era una locura, ensalada y papas con una crema y queso encima tan rica, que yo me pedí doble ración. La homenajeada estuvo un ratito en cada mesa, compartiendo con todos y no paró de bailar.

Hasta le dije a Maribel, “qué suerte la de Margarita, tú y yo con maridos, sentadas, y La Diosa pasa de brazo en brazo”. Es que bailó toda la noche y con su ritmo hasta puso a bailar a Victoria Ruffo, quien también fue una de sus invitadas.

 

Hasta ganas dan de pagar cover

La Diosa es una buena mujer que merece el éxito que tiene y estar rodeada de tanto amor, como siempre lo está. Enhorabuena por esta gran celebración de cumpleaños y que cumpla millones más.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Vaya pachangón el de Margarita. Me cuenta Maribel que ella no falla. Cada año ahí está acompañándola, lo mismo que Arianna. Esperamos contar con la misma suerte porque de verdad que la fiesta le queda tan bien que hasta ganas dan de pagar cover. Se imagina que Margarita nos regale además de su presencia y cariño, su arte. Eso no tiene precio. Por eso es única mi Margarita. Toda una Diosa. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.