La Conciencia del Amor

Sentimiento de abandono (1ª parte)


Haydeé Colín

El sentimiento de abandono puede eliminarse simplemente con amor. Se entiende por abandono al acto de descuidar, desamparar, desistir, renunciar o dejar de lado a la persona, objeto o derecho que se considere en posesión o responsabilidad de otro individuo.
 
El abandono puede darse en el trabajo, hogar, con los hijos, el cónyuge, con diferentes propiedades o bienes que se han adquirido y que se dejan de lado o se descuidan.
 
El abandono se resuelve de forma legal, judicial, moral y psicológica. En el caso de propiedades y personas, será necesario resolverse de forma jurídica y judicial.
 
El problema del abandono en las personas es que aquél que se siente abandonado tiene el sentimiento de que necesita a alguien, necesita ser amado, escuchado, atendido, necesita compañía para sentirse bien.
 
El abandono puede sentirse de diferentes formas: sentir que no cuentas con nadie, que cuando todos se van te encuentras en completa soledad, sentir que nadie te escucha, te comprende o te apoya.
 
¡En pocas palabras, la persona siempre se siente sola!
 
El abandono implica que un individuo puede sufrir daño como consecuencia de tal acto y, por lo tanto, la situación deberá de abordarse de manera legal o judicial, como ejemplo tenemos el abandono de un padre con sus hijos, un esposo con su esposa o viceversa, un maestro con sus alumnos, un médico con sus pacientes, o simplemente el abandono personal de cualquier individuo hacia sí mismo, hacia otra persona o hacia alguna actividad.
 
¡Sufrir o dejar de hacerlo es tu elección, de nadie más, sólo tuya!