Rompemuros

Morena, ¿borrón a saqueos?


Juan Urcola

LO DE MAYOR IMPORTANCIA ES: ¿PRESENTARÁN DENUNCIAS PENALES CONTRA QUIENES HAYAN ASALTADO LAS ARCAS? EN CENTLA, LA TAREA DE GABRIELA LÓPEZ HA SIDO REPROBADA DE CABO A RABO.

El Gobernador electo, Adán Augusto López Hernández, se ha dejado ver lo necesario sin invadir esferas ni ámbitos. Pero también ha puesto a girar a los alcaldes y diputados electos de su partido próximos a entrar en funciones. Está en juego el destino de Tabasco, y de Morena también.

La doctrina es clara. No deberán ser tapaderas ni alcahuetes de nadie. Tampoco solapar corruptelas y además deberán transparentar todo el tema de adeudos y laudos. Un rosario de pendientes. Pero en serio. Ni perdón ni olvido a los políticos corruptos.

No hay razón para ser cómplices del cochinero. De por sí llegan preocupados, pues es sabido que el dinero para arrancar llega tarde y a cuentagotas, por ahí de marzo si bien nos va, y ninguno quiere cerrar el año con reproches y hasta recordatorios mater- nos. Quieren lucir y dar resultados desde el principio, pero son pocos los proveedores que dan fiado.

Lo de mayor importancia es: ¿presentarán denuncias penales contra quienes hayan asaltado las arcas? En Centla, la tarea de Gabriela López ha sido reprobada de cabo a rabo. Las obras no aguantan entrega. Ha sido descarado el desvío de recursos. Guadalupe Cruz Izquierdo, alcaldesa electa, advierte auditorías y que se llegará al fondo.

Lo mismo Jesús Selván en Jalpa, con respecto al focilista Javier Cabrera. Hay graves irregularidades a la vista. Se va a transparentar todo, es el compromiso. En Nacajuca, Janicie Contreras está en el mismo plan. Lo mismo ocurre en Teapa, Huimanguillo, y en casi todo el territorio.

Uno de los casos más graves se registra en Macuspana, cuna de AMLO, donde Roberto Villalpando sentenció como deslinde adelantado que recibirá la administración con Notario.

Pero también en Paraíso, donde a pesar de las pruebas en su contra, el destituido Bernardo Barradas ya piensa escapar de la justicia. Y así en casi todos los casos, los odios añejos crecieron aún más durante la campaña.

Y los diputados, ¿estarán a la altura? Deben hacerlo. Aunque cobren menos, tienen que actuar con rectitud y no como los que se van, que traicionaron a sus representados.

Que acuchillaron al pueblo tabasqueño por la espalda, en complicidad con José del Carmen López Carrera y sus cómplices del OSFE. Un cambio verdadero se tiene que notar desde el arranque. Y si me apuran, desde antes.