Sanidad Espiritual

Miércoles de dinero


Maravilloso día, hoy tenemos la Fase Lunar en Cuarto Creciente en todo su esplendor a las 12:52:34 horas, la cual recordemos que El cuarto creciente es la tercera fase, que llega después de la Luna nueva (Cuando se ve menos del 02% de la superficie lunar) y de la Luna nueva visible ó  Luna creciente. Cuando la Luna está en Cuarto Creciente,  puede verse entre el 35% y el 65% de su superficie por la tarde y a comienzos de la noche. En esta fase se pueden efectuar rituales que disminuyen ó quitan algun embrujo, daño ó maldiciones, como alejar enemigos, enfermedades, malas influencias ó incluso espíritus (Exorcismos). Se debe hacer limpieza de personas y casas, ya que el cuerpo tiende a eliminar ó desprenderse de todo lo que le sobra a medida que la luna va decreciendo en luz. Es decir, de todo lo que fue acumulado durante las etapas de la Luna. El cuerpo comienza a prepararse para purificarse, eliminando toxinas, por lo que hay que aprovechar este día para hacer uso de nuestras energías realizando actividades que requieran esfuerzo y así poder sudar y limpiar nuestro organismo. Funciona positivamente todo proceso curativo tendiente a eliminar focos infecciosos, reducir inflamaciones o cualquier proceso que pueda afectar nuestra salud. La luna creciente es favorable para hacer cambios en viejos hábitos, modos de pensar, actuar y sentir. Tiempo de gran actividad, acción y de trabajar sobre cualquier necesidad espiritualmente. ¡Crecimiento, comienzo, momento de cosecha, siembra, expansión, emisión, oportunidad, preparación, implementación! Es buen momento para comenzar una dieta ya que podrás eliminar las impurezas de la piel y del cutis, realizando tratamientos de limpieza.  Esta creencia que dictamina que hay relación entre la luna y ciertas conductas de los seres humanos, es llamada Efecto lunar. Debido que el cuerpo humano en su 75 % se compone de agua vamos a ver cómo influye en nuestro cuerpo la luna y la magia.  
 
RITUAL #1 ALEJAR ENEMIGOS.
 
 Sal gruesa.
 
Agua bendita.
 
1 Frasco de vidrio con tapa.
 
1 Pedazo de papel.
 
1 Tijera.
 
1 Lapicero negro
 
 
PROCEDIMIENTO:
 
En primer lugar tome el papel y recorte un pedazo de una cinta delgada de 2 centímetros de ancho por 6 de alto. Escribe en la cinta antes realizada con la ayuda del bolígrafo tinta negra el nombre completo de la persona. Luego rompa el papel en pedazos muy diminutos y vierta en el frasco. De igual forma agregue un poco de sal gruesa y llene hasta un tercio de la capacidad del frasco de agua bendita. Mientras realiza todo el ritual para alejar al enemigo, piense en la persona en cuestión como se aleja de su vida. Brote en este momento toda su mala energía sobre esta persona y cierre el frasco para que todo lo malo quede dentro de la botella. Por último, coloque el frasco dentro del congelador durante unos 7 días. Al pasar el tiempo correspondiente bote en un lugar muy lejos de su casa este esta ya sea profundo y oscuro mismo bote y listo