DIRECTOR DE FINANZAS

Frontera, 5 siglos de olvido


Se cumplieron 500 años de haberse descubierto el bello pueblo de “Cintla”. Según los historiadores fue el 7 de junio de 1518 en que Juan de Grijalva descubrió el río Tabasco, hoy llamado “Río Grijalva” desembarcando en la primera población llamada Potochan, fue recibido por el líder político de ese entonces, Tabscoob, quien le ofreció joyas preciosas como símbolo de hospitalidad y a cambio Grijalva le regaló un apestoso “jubón” (prenda de vestir que cubría desde los hombros hasta la cintura), pero fue hasta en el año de 1519 en que se fundó la Villa de Santa María de la Victoria , esto después de grandes batallas para poder conquistar las tierras de los centlecos.
 
Así inició la travesía política del bello Puerto de Frontera, a costa de sangre y fuego lo han domado. Sólo el presidente Benito Juárez le dio la importancia al Puerto cuando en el año 1871, a través de un decreto, lo declaró sede oficial de la Aduana Marítima en Tabasco. 500 años después, Centla parece haberse quedada olvidada ante la evolución y transformación de los pueblos conquistados por los españoles. En lugar de Tabscoob, quien dirige hoy es una mujer que nació de una maniobra política del PRI, las mentadas “juanitas”, por lo consiguiente la señora no estaba preparada para gobernar, en su lugar, cuentan los habitantes que el esposo es quien toma las decisiones relevantes. Después de 5 siglos los habitantes parecieran seguir engañados con los espejitos de las despensas, pues doña Gaby quiere volver a gobernar y de esta manera seguir en el encargo para sumar 6 años como si fuera gobernadora.
 
EL TECNOLÓGICO COMO PILAR DE EDUCACIÓN PROFESIONAL
Una de las instituciones de educación superior allá en Frontera puede generar el cambio, los estudiantes y catedráticos tienen el compromiso de transformar y hacer valer que Centla merece contar con infraestructuras propias y que el desarrollo debe llegar ya, pues cuentan con un importantísimo aliado: el mar. Sólo falta el empuje de valientes empresarios para tomar su barco y apoyados por el gobierno estatal y municipal exploten las actividades de comercio marítimo y turismo. El Instituto Tecnológico Superior de Centla y su director han emprendido proyectos educativos de vanguardia que el estudiantado debe valorar y aprovechar, los recursos allí están, sólo falta preparación y dedicación. Olvídense de Enoc, con el estudio constante y un buen gobierno la maldición se acabará.