Consultando a...

‘Push Up’ de mamas


Dr. Abel De la Peña

Una pérdida significativa de peso, el embarazo y la lactancia son algunas de las razones por las que el pecho de una mujer puede quedar flácido y/o caído. El aumento de senos y la reducción de senos, representan un importante porcentaje sobre el total de procedimientos de cirugía estética que se realizan cada año. En el caso de los procedimientos de levantamiento de senos o mastopexia, existen diversas razones por las que se solicita esta cirugía. Las mujeres que están satisfechas con el tamaño de sus pechos, pero desean hacer frente a la flacidez, son unas buenas candidatas para someterse a esta cirugía de levantamiento de senos. En la mayoría de los casos, el problema es la falta de firmeza del pecho o la pérdida de volumen.

El caso más común de las mujeres que recurren al levantamiento de senos son las pacientes que han tenido dos o más hijos y les ha dado el pecho. Por supuesto, la lactancia materna se considera muy importante para el bebé y la apariencia estética del busto de la madre pasa a un segundo plano. Afortunadamente, los problemas estéticos pueden ser tratados posteriormente gracias al procedimiento de la mastopexia.Los beneficios de una mastopexia son principalmente estéticos y por lo tanto, se relacionan directamente con la autoestima de la paciente.

En algunos casos, la mastopexia se puede realizar en combinación con la reducción de senos o una ampliación de senos para dar forma al mismo tiempo, que el tamaño de los senos se modifica. Esta combinación de tratamientos, ofrece unos resultados estéticamente más impactantes para la paciente.

La cirugía se realiza bajo anestesia general más sedación, se requiere al menos un día de internamiento para vigilar las heridas, el tiempo de cirugía es en promedio de dos a tres horas. Tras la cirugía, el periodo de recuperación variará dependiendo de la técnica quirúrgica utilizada. La media de tiempo de recuperación es de entre quince y veinte días después de la cirugía.