EL OUT 28

El adiós del Houston


AMIGOS, CAYÓ el out 27, pero el partido no ha terminado. Los Olmecas de Tabasco se quedaron sin mánager ante la salida de Alfonso “Houston” Jiménez. En su lugar, aseguran algunos medios, llegaría el puertorriqueño Eddie Castro Rivera. Como siempre, el hilo se rompe por lo más delgado, pero la probable salida de Jiménez no es la solución.
Fue notable que las derrotas de los Olmecas cayeron por yerros defensivos –casi 50 en 57 partidos-, la falta de bateo oportuno y las lesiones que aquejaron al equipo desde la pretemporada. Muchos culpan al “Houston” Jiménez de no mandar jugadas a la ofensiva, pero ¿cómo mandar la orden de bateo y corrido, o de robo de base si la mayoría de tus jugadores padece de alguna lesión? ¿Cómo poner a descansar a tus titulares si no se cuenta con suplentes confiables?
Desde el inicio, al “Houston” Jiménez le entregaron un hospital. Mucho mérito tiene el haber infundido ánimos a sus jugadores para luchar por el cuarto puesto, primero, y luego por el “comodín” en la recta final del torneo de primavera. Se quedaron a 3.5 partidos de los Bravos de León y a dos de los Pericos de Puebla. A los del Bajío no se les pudo ganar un partido en dos series disputadas, algo que terminó por ser clave para no calificar; pero a los emplumados, bicampeones de la Zona Sur en 2016 y 2017, se les venció en cuatro de seis ocasiones, incluida una limpia en el estadio Centenario 27 de Febrero de Villahermosa.


En los numeritos, tenemos que los Olmecas, al mando de Jiménez, terminaron con récord de 24 victorias por 33 derrotas para un porcentaje de .421. Como locales, la tribu choca terminó con 17 victorias por 13 descalabros, por arriba de los .500, algo positivo. Al “Houston” le salió bien la apuesta de poner en la rotación al regiomontano Adrián Garza (4-1), quien terminó con 2.39 en carreras limpias para terminar como el segundo mejor de la LMB.


¿Y cómo le fue a Eddie Castro? Pues tuvo la nada agradable distinción de convertirse en el primer mánager cesado de este nuevo formato, luego que perdió cinco series seguidas con los Tecolotes de los Dos Laredos. El boricua dejó al equipo fronterizo con récord de 15-24. Al final, las aves nocturnas, con Félix Fermín como bombero, acabaron con el torneo el sótano de la Zona Norte con foja de 18-39 y porcentaje de .316.


Ahí están las estadísticas, que muchas veces no pesan en el diamante, pero suelen ser factor a la hora de tomar decisiones en la oficina.


DE LAS cuatro series de playoff que arrancaron el miércoles de la noche, sólo en una los visitantes obtuvieron el triunfo: los Acereros del Norte superaron a los Sultanes de Monterrey, 7x0, con excelso trabajo de Josh Lowey, quien lanzó siete entradas sin hit, y par de jonrones de Rubén Rivera y otro de César Tapia… En Mérida, Leo Heras envió al plato tres carreras con cuadrangular en devastador ataque en la octava entrada, para dar a los Leones de Yucatán una victoria de 5-0 sobre los Bravos de León. Los melenudos aprovecharon la salida del abridor Bryan Evans, quien les pintó siete argollas, para atacar al endeble bulpén de los del Bajío… En el Fray Nano, los Diablos vinieron de atrás para superar a los Tigres, 7x6; y en Tijuana, Carlos Hernández y cuatro lanzadores más se combinaron para lanzar pelota de dos hits en el triunfo sobre los Rieleros de Aguascalientes, 3-2.