DESDE LA DUELA

¿El Rey James cansado? ¡Qué va!


ERICK RUIZ NOVELO

OLVÍDENSE por un momento de Michael Jordan y disfruten de LeBron James, el mejor basquetbolista de los últimos tiempos. Lo que está haciendo en estos playoffs de la NBA es historia. Noche tras noche demuestra su grandeza con actuaciones espectaculares como la del domingo, cuando con 35 puntos, 15 rebotes y 9 asistencias llevó a los Caballeros de Cleveland a su cuarta final de la historia.
James es el hombre que en su partido 100 de la temporada jugó los 48 minutos, sin un segundo de descanso. Y ganó. La lógica nos obliga a creer que alguien con ese desgaste debe terminar fatigado. No, no hubo nada de cansancio en un tipo que controló el partido en el último cuarto, al que los Caballeros llegaron con ventaja de 59-56.
Por octavo año consecutivo, James llegó a la final de la NBA. Pero este puede haber sido uno de sus logros más notables. Ayudó a Cleveland a superar una desventaja de 3-2 en la serie. Los Celtics de Boston llevaban un impecable 10-0 en esta postemporada en su casa del TD Garden antes de que les pusieran una mancha que terminó con su campaña.
De hecho, la canasta decisiva la anotó un LeBron imparable en toda la extensión de la palabra, porque logró encestar literalmente con un rival colgado de su espalda. En su intento por frenarle, Marcus Morris le agarró de los hombros, pero no pudo hacer nada para impedir la canasta de LeBron, que lo celebró a lo grande.
Al Rey y sus acólitos, si no lo matas una vez, si no lo matas dos, porque tuvieron más ocasiones los Celtics tras el descanso, quizá no lo puedas matar nunca. Con esa dura lección se van los de Boston. Y James sigue haciendo historia.
LOS COHETES de Houston están a un paso de hacer lo impensable: eliminar a los Guerreros de Golden State, la superpotencia de la NBA en los últimos años. Nadie en la Conferencia Oeste ha podido eliminarles en los últimos cuatro años. La hazaña de Houston es todavía más difícil, al no poder contar con Chris Paul para el Juego 6 de esta noche tras su lesión en los isquiotibiales de su pierna derecha y porque tendrán que jugar en el Oracle Arena, un fortín inexpugnable hasta que los propios Cohetes tiraron las murallas abajo en el cuarto encuentro.
La serie nos ha dejado cinco encuentros maravillosos y este sexto no será menos, pese a no poder contar por un lado con Paul y por el otro con la duda existente de Andre Iguodala, baja en los últimos dos partidos que han acabado con derrota para los Guerreros. Para Houston, el partido supone estar a un paso de volver a alcanzar las Finales de la NBA desde 1995 cuando contaban en sus filas con Hakeem Olajuwon y Clyde Drexler, y celebraban su segundo anillo consecutivo. Para los Guerreros la temporada se resume a este partido, que se podría catalogar de fracaso en caso de caer eliminados.
LA EXHIBICIÓN de LeBron James no pasó desapercibida para nadie. Ni siquiera para Kobe Bryant, otro de los más grandes de la historia de la NBA que se rindió a la actuación del jugador de los Caballeros a través de Twitter bajo la palabra "Lebranium".
El ex jugador de Los Ángeles Lakers respondió a los mensajes que comparaban a LeBron con Michael Jordan, diciendo que se puede disfrutar de los más grandes sin criticar a los demás: "Podemos disfrutar de uno sin derribar al otro. Me encanta lo que (James) está haciendo. No debatamos sobre lo que definitivamente nadie puede ganar. Disfruta de mis cinco (anillos), disfruta de los seis de MJ, disfruta de la búsqueda de LeBron".
EL REAL MADRID y el mexicano Gustavo Ayón iniciaron victoriosos los playoffs de la Liga de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) de España, al derrotar por 83-73 al Tenerife.
Previo al encuentro, los jugadores, cuerpo técnico y directiva de los merengues presentaron a su afición la décima Copa de la Liga Europea de baloncesto ganada el domingo pasado y con el estruendo de "¡campeones, campeones..!" comenzaron el encuentro ante los tinerfeños. El estadunidense Jayce Carroll tuvo la batuta ofensiva de los blancos con 15 puntos, respaldado por el esloveno Luka Doncic (14), Felipe Reyes (11), Anthony Randolph (9) y el mexicano Ayón, con seis unidades, además de cinco rebotes y una asistencia. Así comenzó este duelo inédito de playoff, mismo que se traslada a Tenerife para el segundo partido que será este martes, en una serie a ganar dos de tres encuentros.