Rompemuros

Buscan terminar con la ¨salación¨


Juan Urcola

¿Es la hora de Macuspana? Si AMLO, originario de Tepetitán gana, será. Sí Adán Augusto y Roberto Villalpando ganan el uno de julio, la Gubernatura y la alcaldía, respectivamente, acabaría la maldición que -según la leyendalanzó un profeta maltratado por la gente nativa del territorio tabasqueño, principalmente Centla y Macuspana, se dice.

Pero Macuspana, cuna del Peje, se va a poner de moda. Será -según las apuestas de empresarios nacionales y extranjeros-, el motor de toda la región. Por cierto que así como algunos cacicazgos insufribles, empresas como Apasco y otros depredadores que han perdido la brújula de la reciprocidad con los más pobres, preparan maletas, ante el inminente triunfo del candidato morenista. Si se lograra el tres de tres, seguro que otro gallo cantará. Pero sí es dos de tres, ¿podrían lograrlo también? Faltaría superar estrategias y ambiciones de arribistas y contrincantes como Juan Álvarez, Cristóbal ¨Sangre Nueva¨ y el doctor Ordorica. El pasado lunes, los candidatos de Morena, Adán Augusto y Roberto, se reunieron con constructores convocados Sergio Coll Montalvo y José Ventura Priego Madrigal, con buen saldo, pero además recibieron en Villahermosa a mandos ejecutivos de empresas como Cemex, Pemex, incluso ejecutivos líderes y representantes del más alto nivel en el directorio de trasnacionales interesadas en invertir en una de las cuencas gaseras y agro industriales con más potencial del continente en los próximos años.

Si por alguna razón, cualquiera sería injustificada, AMLO no llegara al Palacio Nacional, pues los vendepatrias unen fuerzas para seguirnos hundiendo como hasta ahora, tanto Adán como Roberto deberán estar a la altura de negociar las mejores regalías de todo tipo de producción en la comarca, y aprovechar que la maldita y falsa percepción de que el pueblo tabasqueño no es trabajador, sino sólo un mito, esté quien esté al frente del Ejecutivo federal.

Para ello, será precisa lograr la autonomía presupuestaria, es decir, la entrega de recursos económicos para el ejercicio directo, y no permitir por ningún motivo la asfixia deliberada de la ineficiente, corrupta e insensible Federación, que por sexenios se ha ensañado con Tabasco. Y por eso es precisa y bienvenida ¨la reconciliación¨ que nos compromete a todos.

CATAPULTA Que nadie se confíe. Los tiempos cambiaron. Antes los ladrones advertían: ''¡esto es un asalto!'' Ahora ya ni avisan…