Desde el averno

Nos echamos una cenita


En cuanto escuché el rumor de que mi querido amigo Adal Ramones, venía a trabajar a Azteca, me comuniqué con él y le dije “Mi Adalito, ¿es cierto lo qué me están contando?”, y me dijo: “Mejor veámonos a echar una cenita y te platico”, y eso hicimos el sábado pasado saliendo cada uno de nuestras respectivas funciones.

 

Tiene dos proyectos en Azteca

Mi Adal sigue triunfando en la puesta Dos más dos, y nosotros con el teatro lleno en A oscuras me da risa, así que nuestras respectivas esposas se pusieron de acuerdo pues se llevan de a piquete de chichi, le dijeron a mi comadre Raquel Bigorra, parte fundamental de la palomilla y nos fuimos a cenar los tres matrimonios a un lugar muy bonito en la colonia Roma, ahí llegamos mis compadres los Gavira-Bigorra primero, y ya luego el matrimonio Ramones, nos abrazamos y la fiesta comenzó. Ya al calor de los mezcales, mi Adalito me confesó que efectivamente viene a trabajar a Azteca y no solo eso, su contrato es por dos grandes proyectos, La Academia, que es un ícono de la empresa y un programón y también va a realizar Go Talent, que es un programa de talentos, lo cual es una chingonería.

 

Así que prácticamente mi Adal estará en TV Azteca por lo menos por contrato, durante dos años, cosa que me da mucho gusto, pues aparte del enorme cariño que le tengo y la amistad que nos une, creo que es un conductor muy talentoso con un estilo propio, cosa difícil de encontrar, que lo mismo maneja los momentos emotivos, que la comedia, y ha hecho un nombre importante en este medio. Adal es de los personajes televisivos más reconocidos de este país, ¿quién no sabe quién es Adal Ramones? Así que a título personal, en este caso en específico, me parece un gran acierto la inclusión de mi Adal a las filas de Azteca.

 

Bienvenido querido amigo a esta tu casa

Por cierto que ya en cuestiones personales, está feliz de la vida con su esposa Karlita y aquí entre nos, ya hasta están haciendo la tarea para en una de esas, darnos la magnífica noticia de un sobrinito para nosotros, ¡ojalá pegue pronto! Bienvenido querido amigo a esta tu casa, TV Azteca, para que veas lo educados y buen pedo que somos mi Adalito, que aquí se les recibe con alfombra roja y buena vibra a todos los que vienen de allá, en cambio los que se van de aquí para allá, ni siquiera hay nadie para esperar a que siquiera se bajen del pesero. He dicho.