Consultando a...

¿Manchas en la cara?


Dr. Abel De la Peña

La luz pulsada es un tratamiento en el que se utiliza luz de amplio espectro para eliminar las manchas que existen en la piel. La técnica de luz pulsada intensa elimina las irregularidades de pigmentación de la piel, que a menudo son causadas por la edad o por la exposición solar, también termina con las marcas de acné, la piel enrojecida, las manchas provocadas por vasos capilares rotos, y reduce el tamaño de los poros abiertos.

Para eliminar las manchas se aplica un gel sobre la zona que se quiere tratar, y a continuación se administran pulsos suaves de luz intensa. La luz penetra por los tejidos donde el pigmento de las manchas solares y la sangre de los vasos transforman esta energía que se emite en calor. De esta forma, las células encargadas de producir el pigmento se suprimen, y se reduce el tamaño de los vasos. La reparación cutánea consigue además mejorar la luminosidad y el tono de la piel.

La luz pulsada emite diferentes longitudes de ondas de acuerdo a la tipología de mancha que se quiera tratar. Por lo tanto, es totalmente personalizada a las necesidades y características de cada persona.

Esta técnica está dirigida a aquellas personas que vean su piel afectada por las manchas, y que quieran revitalizar su piel. Con la luz pulsada blanca se eliminan las manchas del cuello, manos, tórax, escote, rostro y brazos.