El arte de vivir

Aprender a reconocer el estrés


Nos han enseñado a valorar más los "logros" que la relación con nosotros mismos y con los otros. Estamos presionados por concluir la universidad, por obtener un ascenso en el trabajo, pensando qué nos depara el futuro. Somos una sociedad insaciable que ignora las graves consecuencias que genera el estrés.

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso. Puede causar muchos tipos de síntomas físicos y emocionales: diarrea o estreñimiento, mala memoria, dolores de cabeza, falta de energía o concentración.

Hay una solución: requieres desaprender lo aprendido y saber reconocerlo. El día que descubrí lo importante que es identificar qué es lo que me genera estrés y cómo se representa en mi cuerpo físico y en mis acciones, encontré herramientas que me nutren y tranquilizan mental, física y emocionalmente, y quiero compartirlas contigo:

Reconoce las cosas que no puedes cambiar.

Por ejemplo, no puedes cambiar el hecho de que debes conducir durante la hora pico. Pero puedes buscar maneras de relajarte en el trayecto, como escuchar un podcast o un audiolibro.

- Haz ejercicio.

- Haz algo que disfrutes.

- Aprende nuevas maneras para relajarte (meditación).

- Duerme lo suficiente.

- Aliméntate sanamente.

Pensar que todo estará bien, los pensamientos positivos son poderosos. El secreto es vivir en el presente. Si sientes que no eres capaz de manejar el estrés por ti mismo busca ayuda, los profesionales siempre sabrán auxiliarte.



Columnas anteriores