SOBRE LA LINEA DE JUEGO

Violencia genera violencia


Es una verdadera lastima ver que alguien pregone a los cuatro vientos que le gusta jugar limpio, cuando el que lo dice lo ensucia como palo de gallinero; no es posible que no identifiquen el verdadero concepto del deporte sea cual sea la disciplina que se practique; si ganan que bien, ahhh pero si pierden buscan con violencia que el resultado adverso les sea favorable, da pena que por medio del chantaje, convencer a los dirigentes que los silbantes "ensucian" la Liga, vaya que sinverguenzas son, aqui falta ver si la directiva se faja los pantalones y aplique con rigor la ley deportiva, o acaso espera que haya consecuencias mas fatales y quieran aplicar la frase que "Después del niño ahogado, pozo tapado" no se pueden llevar todo un partido protestando las decisiones de los nazarenos, ello son la máxima autoridad dentro del terreno de juego y se tienen que respetar les guste o no les guste; sino pónganse los pantaloncillos del silbantes y veremos si tienen el producto de gallina para meterse a un encuentro y la verdad lo dudo que puedan con el paquete. 
 
Por otra parte en las categorías inferiores los problemas no son los pequeñines sino los mayores que no entienden ni fu ni fa el trabajo arbitral, ellos gritan y vociferan insultos al por mayor y las mentadas de madre a la autoridad sin el pan nuestro de cada día. Si ven caer a su chavito se ponen como energúmenos ni quien los detenga, aqui gran parte de culpa la tienen los entrenadores, aclaro no todos, que no se quieren comprometer con los padres de los niños porque ellos son los que pagan, y es por eso que no se atreven a calmarlos y bajarles esa frustración que no hicieron nada de jóvenes y se sienten que con su heredero ya la hicieron; se vale, por supuesto que si pero vayamos respetando los silbantes son seres humanos y manejar las emociones cuesta, asi que vayamos aterrizando esta filosofía y vámonos respetando que " como me traten trato" hasta la proxima.