DOBLE FILO

Deslealtades perredecas


Homero T. Calderón

Cuando Manuel Andrade fue gobernador le ganaron tres enemigos: la edad, la inexperiencia, y muchas fobias juveniles contra sus opositores. Gobernó –pues- como un chamaco.

Una vez lo maltrataron los perredistas de Jonuta, y ese rencor lo desvió hacia Balancán. El presidente de ese municipio, Patricio Moguel, organizó a los productores de maíz, y juntos le pidieron a Andrade 22 millones para instalar una fábrica de harina. Andrade los mandó a la "tzingada", legalmente.

Porque sí envió diez millones de pesos pero no al Ayuntamiento perredista, los hizo llegar al Plan Balancán-Tenosique, operado por el priísta Gilberto Baños. Ahí "tzingaron a su mádere" los diez millones de pesos. Imagínese usted ese "dinerote" en manos de un operador priísta.

Después llegaron otros alcaldes. Todos han fallado a Balancán. Pero el actual presidente, Mario Bocanegra, es la mayor decepción para esta pobre gente. A la fecha, el OSFE anda tratando de recuperar 50 millones de pesos que difícilmente solventará, simplemente porque su administración es un auténtico desmadre…

Obviamente, Bocanegra tiene broncas muy grandes. Por ejemplo, solicitó a 4 mil 600 incautos le dieran mil pesos cada uno, y él les construiría su casa. Pero fue puro pedo. Así que ahí trae bailando 4 millones 600 mil pesos. Obviamente, la perrada quiere que les regresen su dinerito, pero con intereses.

Sin embargo, consideran los balancanenses (algunos de su equipo) que su principal divisa es su deslealtad con el Gobernador Arturo Núñez. Y si alguien lo ha apoyado sin condiciones desde el principio ese sería Núñez. Recientemente, me informa alguien de su equipo, Gerardo Gaudiano lo nombró coordinador general de su campaña política en Los Ríos.

Y para anunciar esta noticia, convocó a su equipo para decirles que era un honor trabajar con un joven con futuro, porque –"le parecía"- que el gobernador Núñez ya no tiene la autoridad de antes, y hasta se duerme en los eventos. Ésto no extraña. A estas alturas del partido empezarán a surdir este tipo de desleales. Nuestros políticos son así, como las malas hembras: falsos y traicioneros…