La Conciencia del Amor

El amor y la amistad


Hace sólo unos días que pasó el Día de la Amistad: “Día de San Valentín”; es increíble ver cómo se desborda la gente en las compras buscando el regalo perfecto para él o ella, los restaurantes, bares y antros, llenos; sin embargo, deberíamos de preguntarnos: ¿realmente creemos que tenemos que regalar algo material, un reloj, joyas, chocolates, flores, etc?, o podríamos pensar que el Día del Amor y la Amistad lo deberíamos celebrar siempre, saber que sería maravilloso estar al pendiente todo el año de la persona que amamos, del amigo, de todo aquel que nos interesa y nos rodea, sin fechas establecidas, sin caducidad. 
 
Es importante dar cada día nuestro interés genuino a aquella persona que nos interesa. El amor es energía, es pensamiento, es una dimensión en la vida, es donde comienza el proceso de la paz. El amor debe de llevarse desde nuestro corazón hacia el exterior, hacia el mundo. Es nuestro hecho existencial, deberíamos de convertirlo en el propósito de nuestra vida, tener plena consciencia de él, es nuestro sentido de la vida. 
 
Los metafísicos le llaman el Tercer Ojo, los cristianos dicen que es el Espíritu Santo, para otros es el Yo Superior. Independientemente del nombre que le demos, el amor exige una visión diferente de aquella a la que hemos sido condicionados. ¡Atrévete a vivir en el amor cada día!