URBANISTA

Problemática urbana, 3ª parte


En mi colaboración anterior comentaba que el crecimiento anárquico de Villahermosa es propiciado en gran parte por la ineptitud, y sobre todo por la corrupción y la impunidad, creando el escenario caótico actual. Se necesitan estudios profundos de la realidad física, económica y social de toda la zona metropolitana, que puedan brindar datos duros para la toma de decisiones, considerando horizontes de planeación -según el caso- de 30 a 50 años. Lograr que las conclusiones sean congruentes con el ámbito natural, social y económico, considerando los espacios de oportunidad para la incorporación de nuevas tecnologías que están ya en experimentación en múltiples aspectos como: agua potable, conectividad, energía, tratamiento de residuos, etc.. El problema es que esos estudios tienen grandes inconvenientes: son muy caros, por lo que muchas administraciones estatales o municipales pues simplemente no le entran, y prefieren realizar obras prácticas o parciales que resuelven la problemática temporalmente y a veces a plazos sumamente cortos, ¡si es que no agravan lo que se pretende resolver! Uno de los principales problemas de la ciudad de Villahermosa es que no se le da a las soluciones una verdadera visión metropolitana. Se debe partir de un acuerdo político que implica que las entidades municipales con el Estado y la Federación, a través de la SEDATU, establezcan los mecanismos necesarios para actuar con armónica eficiencia. No veo que se haya dado ese marco político fundamental para que la planeación se refleje en acciones y obras coordinadas. Asimismo la sociedad con sus diferentes organismos de representación, debe estar integrada a estos procesos de planeación y consulta y evaluación, ¡pues a final de cuentas es a quien se pretende servir! Pero regresemos a la parte substancial: ¿quién, cómo, cuándo y con qué? van a realizar esos estudios básicos y generar la urgente planeación. El caso de Villahermosa se repite en múltiples ciudades del país, que de sumarse las pérdidas en horas hombre, desperdicio energético, contaminación y malestar social a nivel nacional, resulta en una grave situación que requiere de la más alta gestión política…