EN ZONA DE RIESGO

¡Eres grande Tom!


Rodrigo Mojica

¿Quién podría reclamarle algo a Tom Brady?, después de brindar un juego de más de 500 yardas, me parece que nadie. Todavía en la última jugada los seguidores de las Águilas la sufrieron, porque alguien lo dijo bien en el palco de prensa: “Son los Patriotas”.

Al final, el tan llevado y traído juego de defensivas no lo fue, y la diferencia fue que Filadelfia pegó en el momento justo, cuando despojó al mariscal de campo enemigo.

Sin ser expertos o pulcros del futbol americano, la mala vibra para Tom pasa por una sola razón, es uno de esos personajes malqueridos.

Alguna vez lo dijo Hugo Sánchez, que los mexicanos envidiamos el éxito ajeno, pero podemos comprobar que es un mal que aqueja a todo el mundo.

 

AntiPat's

En Estados Unidos hay aficionados que le van a algún equipo de la NFL, pero también los antipatriotas, los antibrady.

El que el quarterback sea un tipo ganador po naturaleza, es algo con lo que pocos conviven. Señalarlo como el culpable de la derrota de Nueva Inglaterra, sería tanto como decir que Nick Foles no mereció ser el MVP del Super Bowl LII.

Es por demás buscarle: Eagles fue mejor, y Tom Brady, ese muchacho entregó una actuación batiendo varios récords. Regresará por la revancha, no tengan duda.

 

Una de ardillas

Pablo estaba ahí, ondeando la bandera, orgulloso, firme. Hace poco más de una década cruzó la frontera para completar el llamado Sueño Americano y, al menos para él, éste fue valedero.

El Mall of America, icónico y simbólico en este Super Tazón, fue el escenario al alcance de este paisano citadino para ser parte de toda esta parafernalia que alude a un tal domingo diferente.

Los dólares y la demanda le impidieron ser parte más activa del duelo por el campeonato de la NFL entre los Filadelfia Eagles y los New England Patriots, además sin los Minnesota Vikings, ya no sería lo mismo. Nada volvió a ser igual.

Y es que todo está claro, la fiesta púrpura fue agüitada por los hoy Campeones de la NFL, de ahí que la añoranza porque el gran evento fuera genuino y auténtico de casa, se mantuvo todo el tiempo, aunque igual se diluyó de tajo hace un par de semanas.

“Le voy a los Pats, porque Filadelfia eliminó a nuestros Vikingos”. Vaya que ardió todo el tiempo la derrota y aún más, porque Phili es el rey. Tsssss.