BELLEZA LÁCTEA

¿Electroestimulación o gimnasia facial?


Citlali Vega

Cuando de mantener la juventud, fuerza y salud en tu rostro se trata, siempre hay infinidad de opciones tanto médicas como naturales, sin embargo, más allá de la alimentación o el uso de productos tópicos, lo ideal es mantener una adecuada circulación y mantener activos todos tus músculos faciales, ya que son los que sostienen y mantienen tonificadas a cada fibra de tu piel.

Es importante resaltar que además de una rutina saludable y limpieza en el rostro, hay que mantenerlo activo y si tienes entre 28 y 35 años estás en la edad ideal para realizarlo de la forma “simple”. Al igual que el resto del cuerpo, el ejercicio diario puede mantener por más tiempo el tono, y las arrugas lejos de ti, con sólo una rutina simple de menos de 3 minutos por día.

Al trabajar los músculos faciales, no solo se vuelven más fuertes y resistentes, sino que además irrigas sangre y nutrientes con mayor facilidad, manteniendo tu piel tersa y firme. Si deseas comenzar tu rutina de gimnasia casera ya mismo, existen infinidad de tutoriales en las redes sociales, para enfocarse en las zonas que te interese mantener tonificadas, desde contorno de ojos hasta, cuello y mentón, pasando por pómulos redonditos y saludables o una frente lisa y perfecta sin ceños fruncidos.

Si por el contrario desafortunadamente el consejo llega tarde y no comenzaste una rutina de ejercicios faciales a tiempo, la electroestimulación sigue siendo el mejor camino a recuperar el tono muscular y por ende cosmético de todo tu rostro y cuello, sin ser invasiva o requerir quirófanos. Emplear un aparato tonificador del rostro lo puedes hacer tanto con un especialista como de forma casera, ya que afortunadamente también se encuentran a la venta pública y son muy fáciles de usar.

El éxito de esta técnica es que funciona con pequeños impulsos de microcorriente que activan y realizan la sensación de trabajo en cada músculo de tu rostro, como si tuvieran una dosis concentrada de gimnasia facial por sesión.

No olvides que al igual que cualquier ejercicio corporal, ya sea por gimnasia o por electroestimulación, el secreto está en la constancia, así que no claudiques y organiza tus sesiones dependiendo tu rutina diaria.

Elige una vez a la semana para una microestimulación o una rutina diaria de ejercicios naturales, pero no dejes de entrenar ese lindo rostro ¡vamos! Tu rostro lo agradecerá por siempre.