BELLEZA LÁCTEA

Fortalece tus uñas


Las tareas diarias en el hogar o la oficina, el exceso en aplicación de químicos o una alimentación baja en nutrientes, son las causas más frecuentes de la debilidad y fragilidad de tus uñas. Sin embargo si además posees una vida activa empleando tus uñas como herramientas para todo, como quitar etiquetas, raspar tu esmalte o acostumbras morderlas, es probable que tus uñas lleven tiempo sin crecer y mantener un brillo natural y saludable.

Si crees que tus uñas son un castigo divino o culpas a tu genética por no tener esas uñas largas y saludables de otras chicas, déjame decirte que unas uñas naturales fuertes y brillantes son posibles para todos, simplemente adquiriendo ligeros cambios en tu rutina de alimentación y algunos tratamientos que tú misma puedes aplicar en casa.

 

Alimentación

Algunos alimentos ricos en proteínas, ácidos grasos y vitaminas E, K, A y B son: pescado, aguacate, hojas verdes (las cuales además incluyen zinc, cobre, magnesio y biotina), el huevo y las semillas como las de calabaza, chía, nueces y girasol (las puedes agregar a ensaladas o comerlas solitas como colación entre comidas) y cereales como soya y la avena, la cual también incluye vitamina D que a su vez también es una excelente fuente reguladora del estrés (una de las principales causas de que muerdas tus uñas).

 

Tratamiento

Mezcla una cucharada de aceite de oliva tibio (puedes usar el microondas y recuerda que no debe estar caliente, solo tibio para no quemarte) con unas cinco gotas de zumo de limón, humedece unos pads de algodón o gasa y cubre cada uña, deja actuar unos diez minutos y retira, no enjuagues tus manos en por lo menos 3 horas. Repite unas tres veces a la semana.

 

Recomendaciones

NO muerdas tus uñas, olvídate de cambiar diariamente el color de tu esmalte y deja descansar sin ningún producto por lo menos 4 días al mes. Si realizarás tareas del hogar no olvides usar guantes plásticos. Finalmente consiente a tus manos con un manicure por lo menos una vez al mes, aplicar algún endurecedor o nutrientes directos en aceite durante tu manicure harán también una gran diferencia.