DIRECTOR DE FINANZAS

Auditarán a la Secotab


CUANDO UN ORGANISMO FISCALIZADOR NO HACE BIEN SU TRABAJO, LA PESTILENCIA DE LO SUCIO LO DELATA. AL PUEBLO NO SE LE ENGAÑA.
 
A su llegada a la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo, el Maestro Wilbert Méndez Magaña recibió los reclamos de la sociedad por el presunto desvío millonario de recursos que bajaron a través del Fideet para distintos organismos empresariales y el gremio de contadores, que a decir del ex titular de la SDET y de la misma titular de la Contraloría, se habían practicado auditorías y todo había salido bien. 
 
Auditorías de las que emanaron sólo algunas recomendaciones pero que nadie había sido sancionado porque no habían elementos suficientes, cosas pequeñas como comidas por 29 mil pesos en un conocido restaurante de comida española, y un bono navideño de 138 mil 155 pesos a personal que laboraba por honorarios, estos gastos y muchos otros más cargados y pagados por el FIDEET, o sea, con cargo al pueblo.
 
Por ello, el maestro exigió la contratación de un despacho externo de Auditores, para que audite lo ya auditado por la contraloría y el Órgano Superior de Fiscalización, ¡el colmo de los colmos! Quiere decir entonces que no se puede confiar en nuestros órganos fiscalizadores, los honorarios de un despacho ascienden a más de 500 mil pesos, y el reporte será dirigido a la misma autoridad del Fideicomiso para el Fomento y Desarrollo de las Empresas del Estado. Sorprende por lo tanto que quien provocó el daño será quien reciba el primer reporte de observaciones, “yo te pago para que no encuentres nada”, así de sencilla será la auditoria. El ganón será el auditor, total que dinero hay de sobra en Tabasco.
 
La triangulación de recursos en el FIDEET es conocida por todos, la misma postura asumió el ex titular de SDET, David Gustavo, en el 2014, contrató a un despacho externo para callar la boca a todos, pero no pasó nada, el reporte se entregó al FIDEET porque también en esa ocasión ellos pagaron los servicios. La noble asociación Santo Tomás, que trabaja mejor que el mentado comité anticorrupción, ha venido denunciando y presentando pruebas durante 3 años, de los posibles actos de corrupción, pero como ya es costumbre no pasa nada, son tiempos electorales y ningún funcionario debe salir manchado, a esa conclusión se llega.