EL BALÓN ESTÁ EN JUEGO

¡La necesidad de embonar!


Agradeciendo al creador la oportunidad de estar de nueva cuenta con ustedes un año más, y tener la dicha de iniciar el 2018 sobre lo que más me gusta que es el futbol, les deseo un gran y exitoso año y que sus proyectos se cumplan... ¡Qué así sea!.

Y esperando que también el proyecto Cocodrilos de Tabasco finalmente funcione en este Clausura 2018, ya que, en su año de presentación, su actuación deportiva fue un desastre, y en muchos de los casos, las tareas administrativas también fueron complicadas, ya que eran operadas desde el centro del  país, así es casi imposible conocer muchas de las formas en como funcionan las cosas en el estado.

Para este año, al menos ya se tiene un cuerpo técnico más local, que, por lograr la oportunidad de dirigir en Liga Premier, se puedan decir una que otra “mentirilla” como la de conocer al jugador tabasqueño, por ejemplo.Estamos a punto de ver el nacimiento de un nuevo equipo, Cocodrilos de Tabasco, uniforme nuevo, muy bonito por cierto, y confeccionado por tabasqueños (Uniformes Peña), con colores que identifican y gustan a la afición tabasqueña, pero además, pensando en la afición, se diseñaron playeras para las porras, para crear una mayor identidad.

Y cuando todo sonaba excelente, ¡No faltó el jugador que se pasa de vivo!, y es que los “viejos y expertos” en el futbol, se atrevieron a rapar a los Novatos, ¡Solo por placer y ganadallismo, y lo peor, ¡Ante la complicidad del cuerpo técnico!, ¿A caso va a permitir de todo con tal de hacerse amigo de los jugadores?.

La novatada se realiza cuando el jugador debuta, en la cancha, un partido oficial en la División que asciende, no cuando entrena, entonces, ¿Porque rapar a los compañeros?.

¡Aguas, porque el proyecto pinta bien, no se les vaya a echar a perder por permitir que los “veteranos”, tomen el control de la disciplina del equipo.