BELLEZA LÁCTEA

Antifaz ¿de belleza?


› Sus propiedades se conocen poco, pero tiene varios beneficios. Se creó para ayudar a personas con problemas oculares, ya fuera de irritación, alergias y posteriormente post-quirúrgicos, pues alivia la inflamación, el picor, e incluso la inflamación por sinusitis.

Actualmente es también un excelente aliado contra el Síndrome Visual de la Pantalla, sí, ya sabes, ese que muchos padecen sin darse cuenta por estar expuestos demasiadas horas al uso de pantallas ya sea de computadora o celulares y que se siente en los ojos como resequedad o ligero "acalambramiento", al mover tus ojos de un lado a otro.

¿Cómo lo uso?

• Primero que nada, elige un antifaz en gel que pueda usarse, tanto en frío como en caliente, para poder disfrutar al cien por ciento de sus beneficios.

• Recuerda que para usarlo en frío puedes meterlo al congelador por una a dos horas, o bien en tu refrigerador toda la noche, en caso de querer usarlo tibio o caliente bastará con meterlo al microondas entre 10 y 20 segundos.

• Al aplicarlo déjalo reposar de 15 a 20 minutos o hasta que sientas que su temperatura ha dejado de ser la misma.

Retíralo y puedes usarlo hasta dos veces al día, diariamente.

Beneficios en frío:

• Alivia la congestión de toxinas, dolores de cabeza y aminora la fiebre.

• Disminuye el enrojecimiento ocular, descongestiona ojeras y desinflama bolsitas.

• Aplica en la piel, limpia tu crema de contorno de ojos o tu gel antiedad, y luego coloca tu antifaz frío. Potencializa de inmediato sus activos.

Beneficios en calor:

• Alivia la resequedad ocular, combate el cansancio tras una jornada de mucho trabajo y aminora el agotamiento por uso de pantallas con luz.