PDTE. COLEGIO DE ECONOMISTAS

La tasa de interés, y cómo se determina

Lecturas: 735


En esta época en que una gran parte de los trabajadores y empleados de nuestro país está por recibir su aguinaldo, considero importante ampliar un poco el concepto de “tasa de interés” que está relacionada con los créditos, sean éstos a través de tarjetas o de contratos.
 
Esta variable económica la definiremos como el precio del dinero. Es decir, lo que tenemos que pagar por usar el dinero de alguien más para complementar nuestras necesidades. Cuando nosotros depositamos a la vista o a plazo (se puede retirar en períodos mayores a un mes) recibimos también un pago porque otras personas, a través del sistema bancario mexicano, ocupan nuestro dinero.
 
Si la tasa de interés es un precio como el de todas las mercancías, su nivel va a depender de la cantidad ofrecida o demandada de ella. Cuando existe disponibilidad de dinero en la economía la tasa de interés tenderá a bajar.
 
Cuando al contrario hay escasez de dinero o aumenta por lo mismo la demanda de créditos, la tasa tenderá a subir. Entonces, la tasa de interés depende de la oferta y demanda de dinero que a su vez es influenciada por los objetivos de mantener baja la inflación en México. En los últimos meses el Banco de México ha incrementado la tasa de interés-objetivo, lo que significó que todos los instrumentos de inversión que ofrece hayan incrementado sus tasas y por ende las demás del mercado en el país, así los Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES) pasaron de 2.93% en diciembre de 2014 a 7.02% en la emisión, a 28 días del 5 de diciembre de 2017. Las tasas de interés bancarias que toman de referencia a la anterior han aumentado y llegado a rebasar el 50% anual, por lo que si se tienen deudas con ellas, ahora que se recibe el aguinaldo sugiero que se haga el mayor esfuerzo por cubrirlas, y después, ¡Felices fiestas!