ACTIVISTA

Proyecto18: Economía y Desarrollo

Lecturas: 1059


Quizá cuando se tocan temas macroeconómicos, los debates públicos se pueden volver muy ásperos, y mucho más tensos cuando se habla de replantear el gasto público, rompiendo la inercia de los últimos sexenios. "El gasto público como instrumento del desarrollo y crecimiento económico" plantea el Proyecto de Nación de MORENA, siendo una de sus primeras etapas para lograrlo, valorar la planeación democrática del estado. Las últimas administraciones han hecho de la discordancia entre lo planeado y lo ejecutado el pan nuestro de cada día, situación que ha fomentado el dispendio, la corrupción, y la ineficacia de los recursos públicos. Discrecionalidad en los recursos extras que han sido recurrentes ha sido un factor principal del debilitamiento de la administración pública. En un diagnóstico certero y responsable, nos enteramos de los pecados capitales que sólo en nuestro país ocurren en materia presupuestaria: ejecutores del gasto sin control y en exceso, incrementos exponenciales de los costos de operación del gobierno, servicios personales de alto nivel en aumento, proyectos de infraestructura subestimados , fideicomisos y mandatos públicos sin control alguno, y muchos más que convierten a la cuenta pública nacional en un dechado de déficit año con año. ¿Y cómo enderezar nuestras finanzas públicas? El proyecto plantea recetas sencillas, prácticas pero sobre todo, nacionalistas: equilibrio fiscal, cero corrupción, reorientación del gasto, impulso al desarrollo regional sustentable, sinergias entre inversión pública y privada. Plantea el proyecto una estrategia política e industrial y tecnológica que potencialice el incremento y diversificación de inversiones, incremento del contenido nacional en sectores estratégicos, fomente el desarrollo de tecnologías en empresas mexicanas, permita la creación de centros productivos en zonas urbanas marginadas, y haga de la economía social y solidaria un polo de oportunidades a los pequeños y medianos empresarios del país.