Transformando vidas a través del bienestar

Respirar con armonía cuerpo/mente para estar bien

Lecturas: 80


El bienestar físico y mental mejora sensiblemente cuando damos la oportunidad a nuestro sistema inmunológico de estar bien.
 
Y eso se logra de muchas maneras, pero una de las más accesibles es con las técnicas psicocorporales que permiten dominar el estrés y encontrar respuestas de relajación física y mental, que, además, permiten abrirnos a experiencias que descubren la espiritualidad.
 
Empecemos con una breve reflexión. ¿Cuántas veces al día sientes la armonía contigo mismo, contigo misma, con las personas, las cosas y la naturaleza que te rodea?
 
Hay varias técnicas de respiración, de relajación, de meditación, y de trabajo con imágenes que lo facilitan.
 
Esa armonía abre a nuevos sentimientos. Logra una paz espiritual, esa sensación de formar parte de un todo en sintonía con nosotros mismos.
 
La respiración que es el símbolo de la vida. ‘Aliento vital’ decimos porque proporciona la energía, la fuerza que expresa y es indispensable para mantener la vida.
 
Por ejemplo, respirar hondo permite lograr calma y tranquilidad.
 
Pero no sólo eso, respirar es la puerta para estar alerta y perceptivo, mejorar la coordinación de los movimientos, hacer que nuestros ritmos corporales -de sueño y digestión, por decir algunos- sean más equilibrados.
 
La técnica que recomienda Chimalli toca a tu puerta requiere dos condiciones: Una, tomar conciencia de la forma cómo respiras, cada uno tiene su propia forma y está bien, concéntrate en el ritmo y profundidad, encuentra el límite máximo de inspiración, fácil de determinar ‘estirándose como gato al despertar’: extendiendo las extremidades lo más posible, arqueándose y bostezando al mismo tiempo.
 
Hacer estos ejercicios cotidianamente renueva la energía y son un medio para lograr nuevas oportunidades de desarrollo personal.
 
Imaginando y visualizando modos distintos de comprender y conducirnos en la vida diaria, podemos acercarnos a la dimensión espiritual de la vida, lo que es una ayuda para una mejor integración personal, que lo que hagamos esté en concordancia con lo que sentimos y pensamos.