MI MASCOTA FELIZ

Alimentos prohibidos para perros

Lecturas: 102


Muchas veces los dueños no son conscientes de que cebándoles con sobras de la comida están causándoles graves daños que podrían derivar en cosas más serias, si no se toman medidas.

Los alimentos considerados inapropiados para los perros pueden llegar a ser potencialmente tóxicos si se consumen continuamente, causando alergias, molestias digestivas, enfermedades graves o incluso la muerte.

Esta es la lista de alimentos que nunca, bajo ningún pretexto puedes darle a tu perro:

1. Chocolate. Siempre picamos y terminamos dándole un pedacito al perro pero no hay que olvidar que contiene teobromina. Un consumo excesivo en estos animales puede llevar a una aceleración de su ritmo cardíaco, nerviosismo, vómitos, diarrea e incluso la muerte.

2. La cafeína. Afectan también al sistema nervioso de los animales y al corazón. Igual que el chocolate, pueden causar vómitos, diarrea y el resto de los síntomas.

3. Uvas. Nada de celebrar el Fin de Año tomando las uvas con tu perro. Contienen una toxina que puede causarles graves daños en el hígado y el riñón. No lo olvides.

Atacan al sistema nervioso, causando debilidad y rigidez en las patas. También afectan a sus músculos, debido a una toxina desconocida contenida en este tipo de frutos secos.

4. Frutos silvestres u hongos. Este tipo de frutas tiene una toxina que puede dañar el corazón y los pulmones del perro. Además, el aguacate es alto en contenido graso y puede ocasionar a los perros trastornos de tipo digestivo.

5. Cebolla, papas o fritangas. No pueden comerlas ni fritas ni de ninguna manera. Por supuesto, tampoco de bolsa. Contienen oxalatos, que alteran su sistema digestivo y el tracto urinario.

6. Huevos. Contienen una enzima que reduce la absorción de biotina. Se puede alimentar a un perro sano con huevos crudos, pero muy de vez en cuando ya que existe siempre el riesgo de que contraiga salmonela. Ante la duda, mejor prescindir de ellos. En grandes cantidades puede provocar un déficit de tiamina, cuyo resultado se traduce en pérdida de apetito y convulsiones.

7. Leche. Mucha gente no sabe que puede haber perros intolerantes a la lactosa, igual que los humanos.

8. Bebidas alcohólicas. Bromear con darle alcohol a tu mascota puede salir muy caro. Es extremadamente tóxico para ellos, y en dosis elevadas, pueden quedar en coma.

9. Huesos. Pueden crear perforaciones en intestinos o atorarse en la garganta de tus mascotas.

10. Bebidas energéticas o altas en cafeína, tiamina, o cualquier tipo de producto que genere aumento del ritmo cardíaco.

11. Helados: Como nos puede suceder a nosotros, incluso nuestros perros pueden sufrir intolerancia a la lactosa.

12. Alimentos con moho. Los perros instintivamente son atraídos a la basura cada vez que sus dueños se despistan en los paseos, pero ésto puede ser muy peligroso si hay comida en mal estado o mohosa por allí. Diferentes tipos de moho pueden ser desastrosos para el estómago de su perro, así que asegúrese de que su perro no puede entrar en contacto con ellos.