Guerrero del fitness

La columna vertebral está hecha para moverse

Lecturas: 97


No hay algo más molesto y recalcitrante que un dolor recurrente en la espalda baja. A quien le haya pasado lo sabe, de pronto un mal movimiento, levantando algo ligero del suelo, al girar para colocar el cinturón de seguridad o muchas veces simplemente al levantarse de la cama. La terrible punzada de un dolor en la espalda.

Lo primero que se nos dice es "limita tu movimiento" o "quédate en cama", y mientras que en un comienzo esta puede parecer una recomendación correcta mientras pasa la inflamación, a largo plazo estaremos haciendo más daño que bien a nuestro cuerpo.

Mucho tiempo se pensó que la mala postura a lo largo del día predisponía a estos dolores, pero reciente estudios han determinado que una mala postura no es necesariamente algo que determine el dolor.

Algunas personas al sentir estos padecimientos han recurrido a cirugía con poco éxito. Incluso las famosas hernias discales está demostrado que tienden a desaparecer de forma espontánea, y sin necesidad de una operación.

Otro estudio famoso encontró que en astronautas, donde la presión de la gravedad es nula, la incidencia de este padecimiento es mayor que en la Tierra.

Pero "Guerrero del Fitness" siempre se trata de soluciones prácticas y aplicables, así que aquí les van las mejores recomendaciones para prevenir e incluso mejorar está condición si ya se tiene:

1. El movimiento. Sí, algo muy sencillo, moverse lo más que se pueda, cambiar de posición, girar, correr, brincar, etc., la columna vertebral odia estar estática en la misma posición; si tu trabajo es de oficina, ponte de pie cada hora, da algunos pasos, estírate y muévete, si eres un chofer bájate del carro de vez en cuando, haz algunas sentadillas y estiramientos.

2. Fortalece tu abdomen. La columna vertebral es sostenida por la musculatura de tu abdomen profundo, realiza trabajo abdominal pero no me refiero a crunches y flexiones, me refiero a trabajo de estabilidad, como planchas y trabajo de inestabilidad sobre una pelota de gimnasio; unos músculos abdominales fuertes harán que sufras menos de dolor de espalda y lesiones durante tu vida.

Espero les hayan servido estos consejos, y si alguna vez se levantan de la cama o sienten una punzada al agacharse, no quiere decir que deban de moverse menos y confinarse a una faja o a una silla, sino todo lo contrario, ¡muévanse, actívense y se sentirán de maravilla!