SOBRE LA LINEA DE JUEGO

Erick el 'Terrible'

Lecturas: 293


Noche de brujas anticipado, en la Corregidora de Querétaro, en el partido de Gallos-Cementeros donde Erick Jair Miranda, se atrevió a sancionar 4 penales; podemos decir a su favor que tuvo los tamaños en señalarlos, porque el así lo considero, aunque su línea uno fue el factor importante en aventarse ese camarón, el del triunfo y con la gente en el estadio se volvió furibunda por tal decisión, aunque a decir verdad no lo era y hoy es el villano favorito de todos los queretanos...

Algo debe de estar sucediendo en el seno de la Comisión de Arbitraje, se esté volviendo una olla de mondongo y eso de la famosa AMA (Asociación Mexicana de Árbitros) en lugar de favorecer al arbitraje mexicano lo perjudica, por lo que se y por fuentes muy fidedignas hoy los jueces ya no quieren entrenar, los consagrados no le hacen caso a los instructores, llámese Gasso, Jorge, se ponen a enviar mensajes por medio del celular y eso no es valido, hacen lo que quieren, ya no entrenan, sino vean los pasaditos de peso, Chacón y Paul Delgadillo, que ayer el primero dirigió el Clásico de Clásicos...Que déjeme decirles que ambos fueron de lo mejor en la anterior jornada, se ha confundido mucho es de grillar y arbitrar y eso en serio son líneas paralelas no se pueden juntar, pero dicho esta que es muy diferente correr que ser un verdadero Árbitro, triste esto lo que hay entorno en la Comisión de Arbitraje, el Lic. Brizio por más vueltas que le da a la hoja, pues simplemente, no le encuentra el hilo a la madeja, aunque ya le solicitó a Paco Chacón el gaffete de FIFA, al igual que a Peñaloza como a Delgadillo. Ojalá se hable mejor de buenas actuaciones arbitrales y no de política barata eso déjeselos a los políticos.

Estuvo Codesal en Tabasco y los “consagrados” ni sus narices, me imagino que ya son estrellas y se la saben de todas todas, seguiremos con la capacitación, ya estuvo Ramos Rizo y Edgardo ambos ex mundialistas en Corea 2002 e Italia 90, respectivamente, y le hacen mutis, increíble aunque usted no lo crea. Nos leemos pronto.