Sanidad Espiritual

Lunes de luna

Lecturas: 126


La Luna comienza a degradarse, poco a poco, comenzando a desvanecer su circunferencia en nuestro cielo y en este día presenciaremos una iluminación del 87%, así como su visibilidad va desapareciendo sus energías va disminuyendo en poder, sobre todo en lo relacionado a la atracción y las cosas positivas; ya que estaremos presenciando la fase Lunar Gibosa Menguante, donde pasada ya la fase correspondiente a la Luna llena, la parte luminosa de la Luna comenzará a menguar con el correr de los días, tomando así de nuevo una apariencia de una Luna cóncava (gibosa) esta vez en su fase decreciente. Etapa para trabajar la depuración, limpieza espiritual, limpieza áurica, rituales de sanación y sanación de karmas.
 
Lo primero que te explicare son los pasos para lograr una sanación excelente:
 
a.-Iniciar con una meditación para relajar la mente y sintonizar con la energía universal
 b.-Invocar los poderes de la divinidad en que creas y demás seres con los cuales tengas mayor afinidad para recibir sus poderes de curación milagrosos.
c.-Conectarse, a través de nuestros centros de energía con la fuente de luz que proviene del cosmos.
d.-De esta fuente tomamos luz y energía, y la aplicamos a la persona, ya sea a través de un cristal de imposición, mediante las palmas de la mano, u otra técnica.
e.-Agradecer a las divinidades que pediste por los poderes curativos
f.-Limpiarse y devolver a la tierra lo que sanamos para transmutar.
 
Y el ritual es el siguiente:
 
Materiales:
1 vela azul (limpia y consagrada).
1 puñado de estas tres hierbas: salvia, canela y laurel.
1 papel para anotar la dolencia que deseamos sanar.
Momento para llevar a cabo nuestro hechizo: practica este hechizo durante el decrecimiento lunar
 
Preparar los materiales y colocarlos sobre el altar.
Trazar el círculo, llamar a los seres de tu afinidad divina.
Encendemos la vela azul y mientras observamos la llama de la vela, visualizamos nuestro cuerpo o a la persona a sanar bien clara en nuestra mente, y decimos:
"Pido a ustedes seres divinos, que se lleven la enfermedad lejos de mis senderos. Retiren todo rastro de esta insoportable aflicción, y sánenme de mi enfermedad con todo su Amor a su cuerpo o espíritu."
Enfocamos el área afectada por la enfermedad o aflicción, la coloreamos de un rojo brillante; luego visualizamos diminutos trabajadores con baldes de pintura azul, brochas y rodillos.
Mantener la imagen nuestra o de la persona que deseamos que se sane y a los trabajadores pintando la zona afectada con color azul.
Retener esa imagen hasta que los trabajadores hayan pintado toda la zona; y luego quemamos el papel donde anotamos nuestro pedido de alejar el mal que nos molesta y echamos en el incensario lashierbas; mientras estas se queman decimos:
 
"Sabio y hábil Asclepios, Dios de la medicina y la curación.
En este día y a partir de esta hora, cúbreme con tu bendición.
Para que sano y salvo salga de mi enfermedad y aflicción."
Posteriormente despides a los Dioses y a los Guardianes. Abres el círculo protector y dejas que la vela se consuma.