BELLEZA LÁCTEA

Lácteos para tu piel

Lecturas: 251


En la actualidad, los productos naturales siguen siendo una de las opciones no sólo económicas, sino que además de beneficiarnos, no contienen químico que puedan dañarnos. Es por eso que hoy, hablaremos de los nutrientes que poseen los productos lácteos y como nos pueden apoyar en la belleza sabiendo elegirlos y emplearlos.

La leche entera sigue siendo una de las mejores opciones para realizar un facial o incluso un tratamiento corporal, pero no te preocupes, si eres vegetariana o vegana, te comento que una leche de almendras, arroz o coco, también pueden darte excelentes beneficios.

En cuanto a opciones animales, no pienses en la leche de vaca como única opción, en realidad la mejor opción para la belleza ya la sabía Cleopatra, y esta es la leche de cabra, ya que posee un pH similar al de nuestra piel ayuda a equilibrar su acidez, evitar brotes, matifica y minimiza los poros, todo mientras la nutre y suaviza.

¿Cómo la utilizo?

-Tonifica y empareja el tono de la piel. Aplícala con un pad de algodón tras tu limpieza facial con ligeros toquecitos sobre tu piel, sin frotar y déjala reposar por 20 minutos, si cuentas con mascarillas de algodón, puedes sumergirlas en la leche y colocarlas sobre tu piel, no existe mejor manera para tonificar, nutrir y emparejar el tono de tu piel. Si lo repites diariamente por un mes. Notarás la diferencia.

-Para matificar tu piel. Prepara una mascarilla con un tercio de taza de leche, dos cucharadas de miel, tres cucharadas de avena triturada, una pizca de bicarbonato y el jugo de medio limón. Mezcla todo hasta obtener una pasta consistente; aplica sobre tu rostro limpio y seco y deja reposar de 15 a 20 minutos o hasta que seque perfectamente sobre tu piel, enjuaga y humecta. Tu piel se sentirá limpia, suave y lo mejor de todo adiós al brillo por todo el día, no olvides repetir por lo menos una vez por semana para resultados prolongados.

-Recuperar tu tono de cabello. Si al haber decolorado tu cabello éste se ha tornado verde tras nadar en la piscina o vacacionar, sumerge tu cabello en leche por 15 minutos. Listo, tu cabello volverá al tono rubio que tenía.

-Quemaduras en la piel. Si en tus vacaciones pasaste demasiado tiempo bajo el sol, sumerge gasa esterilizadas en leche fría y extiende sobre las zonas afectadas. Alivio garantizado.

´Si deseas un baño al estilo Cleopatra, mezcla en tu tina antes de bañarte de dos a 4 tazas de leche en polvo y media taza de aceite de almendras, ¡tu piel nunca lució más acariciable!

¿Conocías todos estos beneficios? Prueba llevar leche entera o vegana de granos nutritivos la próxima vez que vayas al supermercado y comienza tu rutina de belleza láctea.