ABOGADO FISCALISTA

Presupuesto 2018 con ataduras

Lecturas: 257


Cerrar el sexenio de los gobiernos priístas en décadas pasadas, salvo el de Ernesto Zedillo Ponce de León, siempre fue desastroso para nuestra economía; por un lado terminaban con una hiperinflación que influía en los precios, con aumento de nuestra deuda externa o como siempre con una gran deuda pública donde guardaban problemas inmediatos para relucir en el siguiente sexenio como el de las pensiones de los jubilados.

Muchos se plantean si la renegociación del TLCAN puede modificar las circunstancias del presupuesto, pero no creo que influya mucho, ya que en un caso excepcional se seguirá comercializando con las reglas de la OMC; lo que si puede modificar el presupuesto y la tasa de crecimiento que está prevista entre 2 y 3% es que el precio del barril a 46 dólares sea menor a esta cifra, porque tendrían que recortar el siguiente año proyectos de infraestructura como lo hicieron en 2017; otro efecto que modificaría el presupuesto sería que el gobierno de Trump, baje los impuestos sobre la Renta para las empresas o llamado también corporativo de 35 a 15%, eso significaría modificar el sistema de impuestos en México y también bajaría la recaudación, ya que para seguir siendo competitiva nuestra economía en materia de inversión tendría el Gobierno Federal que acercarse a ésta tasa de impuestos, ya que actualmente la mínima es de 30% en nuestro País.

El sistema de Pensiones está socavando el 21% del gasto programable, ya que se necesitan 793 mil 700 millones de pesos, de los cuales el IMSS y el ISSSTE representan el 75 % de ese gasto, sólo ellos dos, el resto es de Pemex, CFE y demás dependencias del Gobierno Federal; ahora bien, si se dispara la inflación y las tasas de interés el costo de la deuda será muy peligrosa, aunque prevén una inflación del 3 % en estos momentos no baja de 6.6%, en fin, este presupuesto tiene ataduras y creo que sufrirá modificaciones para blindarlo contra las próximas elecciones, de ahí que el Congreso deba legislar el Presupuesto para aprobar la Ley de Ingresos antes del 30 de octubre, y el Presupuesto de Egresos antes del 15 de noviembre.