MI MASCOTA FELIZ

Cálculos urinarios

Lecturas: 130


Lo más habitual es que los cálculos urinarios se formen en la vejiga, pero pueden instalarse en cualquier parte del tracto urinario (riñones, uréteres, vejiga o uretra). Lee detenidamente el artículo para aprender a identificar los síntomas de los cálculos urinarios en perros y gatos, de manera que puedas intervenir a tiempo si tu mascota se ve afectada por este problema.
 
1. ¿Qué son?
Los cálculos están formados por distintos materiales, los más comunes son de triple fosfato, seguidos por los de estruvita, uratos, cistina y oxalato. La causa de este problema es desconocida, pero se sabe que influyen las infecciones urinarias, que vuelven la orina alcalina en vez de ácida y ésto provoca que se depositen algunos minerales como en el caso de la estruvita. También tiene que ver cualquier causa que entorpezca el flujo normal de la orina y los factores hereditarios. 
 
Como en el caso de los dálmatas, que son los únicos perros que forman ácido úrico y son propensos a la formación de cristales de uratos.
 
Finalmente, los cálculos urinarios están relacionados con factores dietarios y de estrés, esto se observa especialmente en algunos gatos. Hay alimentos de mala calidad que tienen un contenido inadecuado de minerales, en general exceso de fósforo, que provoca que se formen cálculos de estruvita o de triple fosfato.
 
2. ¿Cuáles son los síntomas?
Los signos clínicos incluyen sangre en la orina, dificultad para orinar, micciones frecuentes y cortas, pudiendo producirse una obstrucción total o parcial del flujo de orina.
 
Los cálculos urinarios grandes se quedan en la vejiga y provocan inflamación y sangrado, pero los cálculos más pequeños pueden pasar por la uretra con la orina y quedar atascados, impidiendo que el animal pueda orinar.
 
Si esto se prolonga durante unas horas se observa gran depresión y malestar, se genera un cuadro de intoxicación interna por acumulación de toxinas y puede llegar a fisurarse la vejiga. Si no se le atiende rápidamente, una obstrucción total puede provocar la muerte del animal. 
 
De manera que si observas alguno de estos síntomas en tu mascota y sospechas que puede tener cálculos urinarios, debes acudir inmediatamente al veterinario.
 
3. ¿Cuál es el tratamiento? 
El tratamiento de urgencia consiste en restablecer el flujo de orina, desalojando el cálculo de la uretra mediante lavajes o realizando una cirugía llamada uretrostomía, que se realiza en los machos y que consiste en crear una perforación en la parte más ancha de la uretra por donde el animal orinará, evitando así que las piedras queden atascadas. Una vez conseguido ésto, lo que resta es corregir los factores que causaron la formación de cálculos: antibióticos en caso de infección, cambio de dieta a una de buena calidad o a una especialmente formulada para la disolución de cálculos, uso de medicamentos para cambiar el pH de la orina o para evitar que precipiten los minerales. Solo los cálculos de estruvita se pueden disolver con la dieta, en los demás casos es necesario quitar las piedras mediante una cirugía, y analizarlas para saber de qué material están formadas y determinar así el tratamiento adecuado. En muchos casos se debe continuar durante toda la vida con la terapia.