COLUMNA INVITADA

Sotaneros, ahora a cumplir su palabra

Lecturas: 306


Si hay algo que distingue a los hombres, es la honestidad y el cumplimiento de sus acciones. Cuando se promete algo …¡hay que hacerlo efectivo!, si no se quiere quedar como un mentiroso, como un truhán.

Ha concluido la campaña 2017 y se ha confirmado lo que se presumía desde hace un buen tiempo de que las "mataduras" Olmecas de Tabasco quedan con el farol rojo, en el sótano, no sólo de su división, sino en la clasificación general de la Liga Mexicana de Beisbol, para completar cinco años de mediocridad deportiva.

Entonces, José Carlos Dagdug debe cumplir su palabra empeñada de ¡RENUNCIAR AL PUESTO! como Presidente del Consejo, según lo prometió públicamente. De igual modo Juan Luis Dagdug, Presidente Ejecutivo de esta mediocre novena, también debe dejar su cargo, ya que así lo habían consensado y decidido ambos hermanos, según testimonio de José Carlos.

Si todavía queda en los hermanos Dagdug Nazur algún rasgo de respeto hacia ellos mismos, hacia su familia, hacia su padre Elías y sobre todo, a su progenitora, que zumba todos los días en boca de los escasos aficionados que todavía asisten al "Centenario del 27 de Febrero", están obligados a cumplir lo expresado a iniciativa propia, por orgullo personal, ya que según ellos, por parte del Gobernador del Estado no hay exigencia para renunciar.

Entonces, si los hermanos Dagdug no pudieron administrar bien a los Olmecas de Tabasco; si no pudieron satisfacer los deseos del gobernador Arturo Núñez Jiménez en el sentido de procurar para los tabasqueños una buena plataforma para diversión, para justificar el derroche de dinero que se hace, ENTONCES JOSÉ CARLOS Y JUAN LUIS DEBEN CUMPLIR SU PALABRA DE RENUNCIAR PORQUE ESTO ¡¡SÍ ESTÁ EN SUS MANOS!!.