Titular de Sedafop

Libre prensa, prensa libre

Lecturas: 215


En los últimos días se han registrado agresiones a periodistas de dos de los medios de comunicación más importantes de Tabasco: El Diario Tabasco Hoy y XEVT Telereportaje.

Se trata de agresiones que, aunque de diferente magnitud y consecuencias, encierran en el fondo un alto grado de intolerancia a un ejercicio periodístico ajeno de ataduras y complejos que busca informar con oportunidad y absoluta libertad.

Independientemente de quiénes hayan sido o no los responsables de tales actos, debe haber una revaloración de la sociedad sobre la importante labor de los medios de comunicación como los grandes escritores del día a día de nuestra historia, y a veces, histeria colectiva.

Se ha dicho y con razón que quien no conoce la historia está condenado a repetirla, y los tiempos de "la verdad única" y el condicionamiento de la línea editorial de los medios ya pasaron, y no pueden ni deben repetirse.

Los mismos medios y ciudadanos hemos roto todos los cercos informativos con el uso del internet y las redes sociales, así como de los teléfonos celulares. Hoy, casi nada ni nadie se escapa de ser observado y calificado por sus actos, mucho menos quienes son identificados como figuras públicas. Es parte del costo, y está incluido en el sueldo.

Sin importar si se es periodista o ciudadano, ninguna agresión se justifica, sin embargo en el caso de los medios de comunicación, las agresiones van más allá de la persona, porque no sólo se agrede al periodismo, sino que también se vulnera a dos de los cimientos de nuestra democracia: La libertad de expresión y el derecho a la información.