MI MASCOTA FELIZ

Garrapatas en el gato

Lecturas: 157


El primer paso para saber si el gato tiene garrapatas es recorrer su cuerpo con las manos: el parásito se notará como un bultito en la piel, es reconocible a simple tacto.

1. DETECTARLAS.

Las garrapatas son grandes, por lo que se pueden detectar a simple vista. Sus zonas preferidas son la cabeza, el cuello, las orejas y las patas del felino.

2. MANTENER LA TRANQUILIDAD

Si se ha encontrado una garrapata en el gato hay que mantener la calma. La gran mayoría no portan enfermedades, y quitadas a tiempo, no dejarán secuelas en el animal.

3. CEPILLAR EL PELO DEL GATO

Una vez detectadas, las garrapatas que aún no se han adherido a la piel del felino todavía no han mordido y están sueltas en el pelo, por lo que pueden eliminarse con un simple cepillado.

4. QUITARLAS CON PINZAS

Pero, ¿cómo eliminar la garrapata del cuerpo del gato cuando ésta ya ha mordido? En este caso hay que armarse con unas tenazas pequeñas o pinzas, como las que se usan en depilación. "El primer paso es agarrar a la garrapata con las pinzas lo más abajo posible, lo más cerca de su cabeza y, por tanto, de la piel del felino", Una vez atrapada, se ejerce una fuerza hacia afuera continua hasta sacarla. Hay que asegurarse de que el parásito está entero, y que no ha quedado nada dentro del cuerpo del animal.

5. ACUDIR AL VETERINARIO

Y si no se está seguro de saber cómo quitar una garrapata al felino, lo más conveniente es ir al veterinario. Esta visita es también importante en caso de sacar una garrapata, pero no se está seguro de que el parásito haya salido completo, ya que la cabeza en el interior del cuerpo del gato puede infectarse.

¿CÓMO EVITARLAS?

Los gatos no son perros, y hay que recordarlo de nuevo al referirse a medicinas para protegerles de las garrapatas. La razón es que los métodos caninos contra las garrapatas pueden ser peligrosos, tóxicos y hasta envenenar a los felinos. Por eso, el veterinario será el mejor consejero antes de elegir un método contra las garrapatas del gato.


Los sistemas para prevenir las garrapatas incluyen las medicinas orales y jarabes que se ofrecen una vez al mes, tiempo durante el cual el felino con acceso al exterior estará protegido del ataque de estos parásitos.

Otros recursos de lucha son los champús y collares antiparásitos. Pero, puesto que los gatos pasan una tercera parte de su día acicalándose, estos productos pueden ser un peligro si los tragan.

Los baños con jabones que ahuyentan a las garrapatas son otro método para proteger a los felinos familiarizados con el agua. Es conveniente recordar los consejos para bañar a un gato.